Cahuasquí sigue en alerta y muy firme en su posición antiminería

Los pobladores de la parroquia de Cahuasquí, en el cantón Urcuquí, reafirmaron su rechazo a lo que consideran es el extractivismo minero y su compromiso por la defensa del agua y la naturaleza en una gran asamblea popular que tuvo lugar el domingo 29 de noviembre de 2020.

Representante parroquial.
“La empresa Sol Gold posee concesiones que abarcan toda la cabecera parroquial, sabiendo que la minería está prohibida en centros poblados, por eso hoy la gente se ha reunido para decir no a la minería, toda la gente que estuvo presente, más de unas doscientas personas, dijeron no”, dijo Juan Carlos Vásquez, presidente del GAD Parroquial de Cahuasquí.

Según los ciudadanos el proyecto minero “Río Amarillo”, a cargo de la empresa Carnegie Ridge Resources S.A., subsidiaria de transnacional australiana SolGold, cubre una extensión de 123 kilómetros cuadrados sobre la cabecera parroquial de Cahuasquí y sobre sus comunidades Chillanes y Pugarán, donde los pobladores se dedican mayoritariamente a la agricultura.

Otro criterio.
“No queremos que las empresas ingresen a las comunidades, en una comunidad vecina (La Florida) ya están trabajando y no queremos que ocurran los mismos daños porque allá ya están quedándose sin agua porque la empresa usa bastante, en nuestra comuna no queremos que nos pase eso”, dice Erika Torres, comunera de Pugarán.

La presencia de la compañía minera en la parroquia de Cahuasquí data de hace siete años atrás.

Actualmente se encuentra realizando actividades de exploración, lo que ha causado malestar en las comunidades, donde ya se puede palpar afectaciones sociales.

“En mi comunidad ya hay división, estamos unos a favor y otros en contra. Hay compañeros de la misma directiva que ya están trabajando con la empresa, yo también soy de la directiva pero yo estoy con pie firme en la lucha por nuestros derechos, y por la defensa del agua y la vida”, dijo Erika.

Participación.
Durante la asamblea popular estuvieron presentes diferentes comunidades, parroquias, organizaciones y colectivos que forman parte del Frente de Resistencia por el Agua y la Vida del Norte del Ecuador, organización ciudadana que busca proteger los recursos hídricos, cuidar la vida de sus territorios, y respaldarse mutuamente frente a las amenazas de empresas extractivas.

Además participaron los presidentes de tres parroquias del cantón Urcuquí: de Buenos Aires, de Pablo Arenas y Tumbabiro.

“Todas las parroquias del cantón nos sentimos afectadas, ya que de Cahuasquí nacen las fuentes hídricas tanto para regadío como para consumo humano, y no queremos que las aguas se contaminen, si la empresa minera sigue aquí el tema de la agricultura se acabaría”, expresa Martín Maldonado, presidente del Gad Pablo Arenas.

Al final.
“El clamor de la ciudadanía es que no se de la minería dentro del cantón, ni de la vecina parroquia de Cahuasquí, como autoridades nosotros estamos con la decisión del pueblo, si el pueblo decide que si a la minería, estamos con el pueblo, pero si el pueblo dice que no, nosotros estamos para apoyarles”, afirma Martín Maldonado.

Hace catorce días, los moradores de la parroquia de Cahuasquí expulsaron a los trabajadores de la empresa Solgold, quienes pretendían llevar a cabo una socialización en este sector, después de 7 años de haber iniciado sus actividades.

Aseguran que seguirán unidos y con medidas que permitan evitar a toda costa que la minería ilegal se propague por el cantón y las zonas aledañas a la provincia de Imbabura.