Cahuasquí celebró sus 160 años de parroquialización

El 29 de mayo se conmemoró el aniversario 160 de parroquialización de Cahuasquí, una de las poblaciones más antiguas de la provincia de Imbabura, ubicada en el Cantón Urcuquí. Aparece como parroquia, a partir del año 1513, con la jurisdicción del Corregimiento de Otavalo.

Como en todo ámbito, la celebración este año no fue igual que en años anteriores por la pandemia del covid-19. En la parroquia, los habitantes disfrutaban de una variedad de actividades tradicionales como el pregón de fiestas, la elección de la Reina, actividades deportivas y el tradicional paseo del Chagra y concurso del lazo, que venían siendo una tradición en la zona.

En el 160 aniversario de parroquialización de Cahuasquí, el prefecto de Imbabura, Pablo Jurado, hizo un llamado a los pobladores a trabajar juntos para seguir construyendo el desarrollo. “La historia señala que este poblado es uno de los más antiguos del territorio imbabureño, pero es importante reflexionar en cual es la contribución de todos, en que hemos hecho por hacer de este sitio un lugar digno para vivir”.

En la sesión conmemorativa del aniversario de parroquialización, Jurado firmó el convenio con el Gobierno Parroquial para llevar a cabo el mantenimiento vial rutinario, por un monto de USD11.000. Los dos organismos se comprometieron a impulsar el cuidado de los caminos, utilizando mano de obra local. Esto permitirá que los habitantes cuenten con medios adecuados para el transporte de los productos agrícolas de la zona.

Cahuasquí se encuentra ubicado a 45 kilómetros de la ciudad de Ibarra, aproximadamente a dos horas de los lugares turísticos de Otavalo y Cotacachi. La parroquia posee un clima templado y suave, con temperaturas entre 15 y 20 grados centígrados. Cuenta con dos estaciones: verano e invierno. El invierno tiene la tendencia más caliente con precipitación, mientras el verano es más seco.

En este rincón imbabureño es posible apreciar algunas especies de plantas como: arrayanes, yahuachi, falso laurel, yalte negro, cedro, hoja blanca, guayusa de monte, motilón y porotón. Además, matapalos abrazando otros árboles son fáciles de encontrar, así como varias especies de las más espectaculares orquídeas, bromelias y helechos. La zona también cuenta con una rica diversidad en fauna; variedad de aves y mamíferos.