Caficultores de Intag reciben certificación

Alrededor de 120 productores de la Asociación Agroartesanal de Caficultores Río Intag fueron parte de un proceso para la obtención de una certificación de buenas prácticas agrícolas a fin de contar con una producción sana y sostenible. El evento de certificación se llevó a cabo en la parroquia de Apuela, ubicada en la zona de Intag.

Agrocalidad, como la entidad encargada del control y regulación para el mejoramiento de la inocuidad alimentaria, llevó a cabo junto a los productores un proceso de capacitación y socialización sobre la importancia del uso de buenas prácticas productivas.

Según Vladimir Morales, analista de Certificación de Agrocalidad, este proceso tiene tres objetivos principales: en primer lugar, garantizar la inocuidad del producto, es decir, que está libre de contaminantes ya sean químicos, biológicos o físicos; en segundo lugar garantizar el cuidado del entorno donde se desarrolla la producción, y además, asegurar el cuidado de los trabajadores, a través de capacitaciones, instalaciones e indumentaria adecuada para las personas que realizan labores en el campo.

Según Ramiro Fuentes, representante legal de la Asociación Río Intag, los beneficios de cumplir con estas normativas de calidad son amplios en los aspectos económicos, productivos, ambientales y sociales.

Para Fuentes, además de garantizar la calidad e inocuidad de los productos que van a la mesa de los hogares ecuatorianos, es importante el uso de prácticas agrícolas que no sean agresivas con el ambiente.

En el aspecto social es también indispensable que los trabajadores estén en un entorno saludable, para que se sientan cómodos y motivados cumpliendo normas mínimas de seguridad dentro de las plantaciones.

Desde el punto de vista económico, esta certificación representa una oportunidad para mantener y abrir nuevos mercados a nivel internacional, al ofrecer un producto que cumple con estándares de calidad, generando ingresos para las familias y pequeños productores.