Café arábigo se cultiva en Carchi

En la comunidad de San Juan de Lachas, se desarrolló el evento de entrega de 20 mil plantas de café Arábigo a productores de las parroquias de Juan Montalvo, Jacinto Jijón y Caamaño (Mira), Chical (Tulcán) y San Vicente de Pusir (Bolívar), apuestan por el cultivo de café como un producto potencial en las zonas cálidas de la provincia del Carchi. Para esta iniciativa, cuentan con el apoyo del Magap, Gobiernos Autónomos Descentralizados de las cuatro parroquias participantes y la Universidad Politécnica Estatal del Carchi.


Ayer se entregaron 250 mil plantas de café Arábigo; sin embargo, la meta es llegar a las 350 mil durante este año. Según explicó Carlos Romo, director del Magap en Carchi, esta producción se enmarca dentro del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao fino de aroma, que impulsa el Gobierno Nacional. Por eso, en los días siguientes se complementará la entrega de otros 100 mil ejemplares en comunidades de estos cantones.

VAREIDAD
El convenio entre las tres instancias promueve el cultivo de plantas de café Arábigo en viveros de las 4 parroquias. El Magap apoya con la asistencia técnica y en el caso de la parroquia Jijón y Caamaño, la producción se realiza en los viveros de la UPEC. Cuando las plantas cumplen 6 meses son entregadas a los productores para su trasplante. Sixto Pozo, presidente de la Asociación “Bosque Nublado Golondrinas”, señaló que “la entrega de plantas contribuye a que las asociaciones sigan produciendo café de calidad”. Hugo Ruiz, rector de la UPEC, señaló que la Universidad aporta a la comunidad con sus viveros para que el cultivo de este grano se fortalezca en la zona.
De acuerdo al director del Magap, con la entrega de las plantas se pretende activar 80 hectáreas de cultivo de café Arábigo. Además dicha producción se complementará con la estrategia de comercialización del producto a través del nuevo programa del Ministerio denominado “Minga del Café”.
El presidente del GAD parroquial de Juan Montalvo, Segundo Tapia, agradeció al Gobierno Nacional por la implementación de estos programas. Comentó que la diversificación de cultivos abre oportunidades a las comunidades beneficiadas que aprovechan las condiciones de suelo que estas zonas de clima tropical ofrecen.
Con los ejemplares entregados se busca cultivar 55 hectáreas dentro de los territorios donde se desarrollan los programas. Son dos etapas: la primera el cultivo de café y una segunda el desarrollo de la producción de cacao por los factores favorables del clima y el suelo de las zonas.
Los agricultores se mostraron abiertos a esta iniciativa que genera emprendimiento y vuelve a tornar útiles a tierras que en numerosos casos permanecieron abandonadas. El incentivo a la producción de café Arábigo también se verá respaldado a través de créditos que otorga el nuevo Ban Ecuador.
El café Arábigo es originario de Etiopía y comprende un gran número de variedades, las cuales se diferencian solamente porque crecen en diferentes suelos, a diferentes altitudes, en distintos climas o porque están sujetas a diferentes influencias. Algunas de ellas son: typica, bourbon, java, criollo.