Buses a San Pablo viajan sin control de los protocolos de bioseguridad

El primer día de actividades de la transportación intracantonal y urbana dejó varias novedades en San Pablo del Lago En redes sociales, algunos ciudadanos dieron a conocer la falta de cumplimento de las normas de bioseguridad en las rutas que tenían como destino la parroquia perteneciente al cantón de Otavalo  y sus comunidades.

Viaje a San Pablo
EL NORTE quiso constatar estas denuncias ciudadanas y abordó la unidad de transporte número 04, de la cooperativa Otavalo que salió de la terminal a las 10:11 minutos de la terminal, del pasado viernes.

Al ingresar al bus se observó que los pediluvios estaban casi secos, el dispensador de gel con poco contenido y nadie tomaba la temperatura de los usuarios antes del ingreso. Ya en el interior algunos pasajeros estaban sentados juntos sin respetar la cinta de peligro colocada en uno de los asientos.

El bus que salió con 25 pasajeros, llegó al parque de San Pablo con aproximadamente 9 usuarios. Esta unidad laboró sin ayudante. El conductor cobró los pasajes al momento de que los pasajeros descendían.

Retorno a Otavalo
A las 11:08 en la parada del parque de San Pablo había 6 personas que hacían fila, respetando el distanciamiento, esperando el bus.

A las 11:10 llegó la unidad número 55 de la cooperativa Los Lagos y un buen número de personas se coló en la fila para abordar la unidad. Al ingreso nadie controlaba que los usuarios se coloquen gel en las manos y los pediluvios de esta unidad también estaban secos. El ayudante verificaba que el número de pasajeros no sobrepase el aforo permitido, pero no dijo nada a quienes viajaban juntos.

El bus salió con 25 pasajeros y llegó a Otavalo con 8 personas.

Controles
Durante el recorrido realizado por el periodista de este rotativo se pudo verificar que no hubo ningún control policíal ni de tránsito.