Buscan implementar 30 kilómetros de ciclovía para Otavalo

La implementación de 30 kilómetros de ciclovías divididas en dos tramos: el centro de la ciudad y, una ciclo ruta con conexión entre la ciudad y el Lago San Pablo, es la propuesta conjunta de la Empresa Pública de Movilidad, EPM y el GAD Municipal de Otavalo.

Según se informó en un boletín de prensa, el objetivo de este estudio es dotar a la ciudad de una infraestructura adaptada a la circulación cotidiana de la bicicleta mediante la consolidación de la red de carriles adecuados, a partir de la repotenciación del actual tramo (calle Bolívar) y la creación de nuevos ejes que articulen la movilidad activa y en bicicleta en la ciudad.

La propuesta  según Alejandro Arévalo, gerente de Transporte de la EPM, es intervenir los ejes longitudinales de Norte a Sur (Calles Sucre, Atahualpa, Rocafuerte y Luis Alberto de la Torre; y en los ejes transversales, las calles Luis Cisneros, el camino antiguo a la Herradura (vía a San Pedro), y la calles Estados Unidos y Estévez Mora.

Este tramo, de 15 kilómetros, según dijo, conectará los barrios residenciales con equipamientos urbanos como el edificio municipal, mercados, unidades educativas, entre otros. Su objetivo es lograr una interconexión espacial entre zonas residenciales y las actividades cotidianas.

El segundo tramo, un proyecto de ciclo ruta de 15 kilómetros de extensión, según indicó, conectará la ciudad con el lago San Pablo con el objetivo de promover la actividad comercial a lo largo de esta ruta y para fortalecer el atractivo turístico para visitantes nacionales y extranjeros.

Arévalo precisó que se analiza la infraestructura vial existente y datos demográficos otorgados por el GAD Otavalo, su grado de cobertura y accesibilidad y las posibilidades de extensión a partir de las cuales se diseñará la nueva red propuesta.

Entre otros beneficios que busca generar el proyecto son permitir un traslado de personas con menos riesgo de contagio, incentivar la actividad física, mejorar la calidad del aire y la disminución de ruido por uso de vehículos de automotor, y la reducción de gasto en traslados en la economía familiar, dentro del concepto de movilidad urbana sostenible.