Buscan ahorro con cierre de piscina

Luego de que se cerró la piscina Olímpica el pasado lunes, los dirigentes de la Federación Deportiva de Imbabura (FDI) con calculadora en mano suman y restan para definir el presupuesto del caldero e invertir en el alquiler de la piscina del colegio Teodoro Gómez. Ese escenario desde este viernes será el cuartel general tanto para los nadadores federados como para los triatletas de la categoría inferior.

las cifras. En la rueda de prensa que ayer convocó el directorio de la FDI, César Cervantes, administrador anunció cifras concretas sobre los gastos y el ahorro.
“El costo entre diesel, insumos y pago a personal bordeaba 12 mil dólares mensuales en el gasto de la piscina. La idea de cerrar estos seis meses es ahorrarnos y financiar una parte la Federación. Mil dólares es el costo que se gastará en la otra piscina, que utilizarán nuestros deportistas. El ahorro será de 3 mil dólares mensuales”, dijo Cervantes.
Sin embargo, esos valores no cuadran con los del presidente de la FDI Mauricio Argüello.
El dirigente aseguró que la inversión mensual en la piscina llegaba a los 9 mil dólares.
“No tengo los rubros exactos. Los costos no tenemos claros en el ahorro. Nosotros daremos el combustible en la piscina del colegio Teodoro Gómez. El contrato está pactado para un año”, dijo Argüello.

personal separado. La dirigencia de la FDI también aclaró la situación contractual de cuatro empleados, que daban mantenimiento en la piscina Olímpica. Argüello dijo que es un tema administrativo. “Se meten en lo técnico y en lo administrativo. Es oficial. Si no son útiles tendremos que liquidar sin perjudicar a nadie”, dijo Argüello.
Elsa Paredes, quien laboraba hace 7 años en la piscina Olímpica aseguró que en un inicio les dijeron que les iban a reubicar pero ahora está despedida.