Juan Carlos Burbano: “La Tri está llena de frescura y ganas de comerse el mundo”

Ibarra.- Uno de los hechos más significativos para el fútbol nacional fue la primera clasificación a un Mundial de Fútbol, El recuerdo de la anotación de Kaviedes perdura en la mente del pueblo ecuatoriano. Juan Carlos Burbano es uno de los jugadores que pudo vivir ese histórico momento como miembro de aquella selección tan recordada.

Trayectoria
En su carrera profesional, Juan Carlos vistió los colores de tres equipos. Debutó en Universidad Católica en 1991. Después pasó por Deportivo Quito para jugar una temporada y finalmente llegar a El Nacional, donde fue campeón en 1996.

También ocupó los colores de la Selección Ecuatoriana, siendo parte del plantel durante las Eliminatorias Sudamericanas 2002, equipo que consiguió la primera clasificación a un Mundial de fútbol.

Gente cercana
Su hermano es parte importante de su vida, no solo compartía el vínculo familiar, sino también el amor por el deporte. También fue jugador de Católica, pero dejó el fútbol por dar prioridad al estudio.

Dentro de la cancha, una de las personas que tiene presente es Giovanny Ibarra, el exgolero fue clave para la integración de Juan Carlos en los Puros Criollos.

“Tuve que pasar tiempos difíciles en mi llegada a El Nacional, no jugaba y Giovanny fue de las personas que me apoyó. Me decía que no me preocupe, que era parte del equipo. Es un amigo que me dejó el fútbol”, manifiesta Burbano.

Estudios
No solo es una gloria del deporte ecuatoriano, también posee un título en Ingeniería Comercial. Al iniciar su carrera futbolística también estudió una carrera universitaria. “Mis padres me dijeron, si juegas fútbol, estudias. Acepté porque sabía que buscaban lo mejor para mí, estudiar me hizo bien. Les agradezco a ellos por formarme con valores como la responsabilidad”, cuenta Juan Carlos.

Selección Nacional
Juan Carlos Burbano recordó: “Fue increíble estar aquel día de la clasificación. Antes era muy difícil llegar a un Mundial. Llegó el profe Dusan Dráskovic que hizo un gran trabajo, el profe Maturana que también aportó muchísimo, pero faltaba algo. Unirnos, respetarnos, querernos y admirarnos. El “Bolillo” llegó con ese mensaje que nos ayudó a conseguir lo impensado”.

El pasado martes, la Selección Ecuatoriana deleitó al país en su encuentro frente a Uruguay, ganando por 4-2. Juan Carlos piensa que el presente de La Tri está llena de ímpetu, frescura y ganas de comerse el mundo.

A pesar del poco tiempo de trabajo, esta selección dejó al país ilusionado y con una gran esperanza. “Me siento emocionado, es un proceso muy largo y hay muchas cosas para mejorar, pero lo que han dejado en estos dos partidos es una buena imagen. Los resultados van a venir”, opina Juan Carlos Burbano.

El Mundial
“Juan Carlos no solo estuvo en el proceso de Eliminatorias, sino que formó parte de los 23 convocados para el Mundial de Corea y Japón 2002.
“El Mundial es la fiesta, uno sueña como niño ir allá y así fue. Los japoneses nos recibieron con banderas, mensajes, camisetas, calles pintadas, como si fueran ecuatorianos”, recordó el ex jugador.