Buenos Aires, un sector donde el conflicto persiste ante la actividad minera

Urcuquí.- Buenos Aires, una zona rural de Urcuquí que se popularizó en los últimos tres años, es un ‘pueblo sin autoridades’, así es como lo definen los mismos habitantes, ya que entre ellos se organizan en rechazo a la minería.

En el sector hay tanto miedo que los moradores prefieren no dar sus nombres cuando dan declaraciones, aseguran que existen amenazas.
Uno de los ciudadanos que vive en Buenos Aires toda su vida contó que las autoridades del Gobierno Parroquial apoyan a la empresa minera que está establecida en la zona, “nosotros no estamos de acuerdo y no apoyamos esa idea que tiene el Gobierno Parroquial”, mencionó.

Agrupación
Asimismo, mencionó que están conformando grupos para la resistencia en contra de las empresas mineras. “Estamos agrupándonos para hacer mayor fuerza”.

Además, señaló que siempre se han identificado por ser una población pacífica, “a causa de la minería se está manifestando la gente, pero siempre la comunidad empieza con el diálogo y en no querer tener conflictos de ninguna manera, pero la gente ya se está cansando”, agregó.

De acuerdo a este habitante, un 98 % de la población rechaza la minería. Sin embargo, añadió también que han solicitado que se designe a una persona de la misma comunidad para desempeñar el cargo de teniente político. “Mientras no se posesione a una persona de acá mismo del sector no se le dejará abrir la tenencia política”, dijo.

Por su parte, la gobernadora Gabriela Jaramillo, en una entrevista en ENtv, explicó que la situación en Buenos Aires “es preocupante, lamentablemente hay rezagos de lo que ocurrió meses atrás”.

Sin embargo, aseguró que de manera estratégica han activado una mesa de trabajo que se encuentra en reunión permanente. Esta mesa está integrada por representantes de la Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Ministerio de Minería, Gobernación de Imbabura y Alcaldía de Urcuquí, con la finalidad de mantener fuentes de diálogo.

Monserratte Vásquez es parte del Observatorio Minero Ambiental y Social de Norte del País, manifestó que cuando empezaron a ingresar los supuestos mineros ilegales, “supimos que al inicio hubo denuncias por parte de autoridades tanto de Urcuquí y de Cotacachi, pero nunca actuó nadie del Estado”. Actualmente en la zona hay conflicto entre la fuerza pública y habitantes.

 

Tras un enfrentamiento que se registró el domingo 11 de octubre entre miembros de la Policía Nacional y habitantes de Buenos Aires, por pedido de los comuneros, la delegada provincial de la Defensoría del Pueblo, Katerine Andrade, acudió a este sector.
“Los ciudadanos reportaban graves agresiones por parte de la Policía y militares y pedían la presencia nuestra”, comentó Andrade.
El pasado martes 13 de octubre llegó a levantar información y ya en el sector se reunió con autoridades del GAD Parroquial.
“Muchos de los ciudadanos han sido denunciados en la Fiscalía y sienten temor. Hemos hecho el acompañamiento de oficio para escuchar las dos versiones”.