‘Bucaram en prisión era un hombre muerto’, dice expresidente

bucaramPANAMÁ. Vive en el segundo piso del edificio Bayside Tower en Panamá. A la entrada de su casa, como un buen hincha, se observa el escudo del Barcelona SC. Vestido con un pantalón negro y una guayabera del mismo color nos recibió Abdalá Bucaram, expresidente de la República, posesionado el 10 de agosto de 1996 y destituido el 6 de febrero de 1997. Anunció para hoy una demanda contra el Estado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos en Washington en la que exige $ 200 millones en reparación a daños morales. Indefensión y vulneración de derechos constan entre las causas.

 

¿También es una demanda contra los legisladores que votaron en su contra?
Esa parte legal la están estudiando, pero sí, va a ser contra los 44 diputados y contra las personas que estuvieron involucradas en el golpe de Estado.

¿Hasta cuándo será un asilado político?
Hasta que Dios lo determine. Yo creo en Dios. Sé que la juventud no me conoce, sé también que la recomposición moral de la Patria tendrá que algún día rendirle prestigio a Bucaram porque la historia la escriben los vencedores.

¿Por qué Panamá?
Porque es un pueblo maravilloso, de gente buena. Mi primer destino no era Panamá, en el primer exilio, era Gran Caimán, pero el piloto me engañó y me dejó botado en Panamá y casi soy apresado. Panamá es un pueblo bendecido, sin tener petróleo, banano ni camarón tiene 650 dólares de sueldo básico.

Existió controversia por la propuesta de la asambleísta Rosana Alvarado sobre el retiro de la pensión vitalicia a presidentes derrocados ¿Qué opina?
Cómo puede decir esta mujer que es un delito ser defenestrado y premiar de esa manera el golpismo. Este es un nuevo concepto de democracia porque estamos premiando a los golpistas para que todo el mundo dé golpes de Estado.

¿Por qué no se quedó en Ecuador para enfrentar el juicio en su contra?
En ninguna figura jurídica en el planeta Tierra ha existido la nulidad de la nulidad. Lo nulo es terminado. Crearon una nueva genialidad jurídica. Ese nuevo criterio jurídico le dio vida a un proceso que ya estaba muerto. No anularon cuatro mil sentencias más en todas las áreas de la juridicidad que dio esa Corte Suprema ¿por qué no anularon 20 mil providencias dictadas por esa Corte, por qué solamente anularon lo de Bucaram? He escuchado cuatro mil horas de grabaciones a mis enemigos políticos. Bucaram en prisión era un hombre muerto en 48 horas.

¿Cuál fue el error que cometió cuando fue Presidente?
Lo que hice mal fue poner a Rosalía Arteaga, una mujer de bajísima calidad moral. Fui una víctima política de los errores. Yo tuve el mejor equipo de Gobierno y diría de la historia. Mis errores fueron nombrar a Paco Moncayo como jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, un traidor, y mi error fue ser un demócrata, porque yo no acepté que disparen una bala yo no maté a diez personas para salir de un hospital para ser Rambo.

También lo acusaron de llevarse la plata en costales
Paco Moncayo, en su carta que le hace a mi hijo Dalo, dice públicamente que eso es falso, eso es propio de la mentalidad de un miserable. El sucre no valía nada fuera del Ecuador. Cualquier ladrón, por ignorante que sea, sabe perfectamente bien que puede hacer un giro bancario. Son tan cínicos que esa declaración la hacen valer en base a la suposición de un policía.

¿Y el primer millón de dólares de su hijo Jacobito?
Esa es una canallada, primero es el más pobre de todos mis hijos. Segundo que fue inventado por Rodrigo Borja… hay tantas estupideces que se dicen… son rumores falsos que los hacen realidad para desprestigiar a un ser humano. Es el único que tiene que ser ayudado por mis hijos y por mí.

¿Cuándo piensa volver a Ecuador?
Mis juicios ya están terminados. Con el nuevo Código, inclusive del propio Correa, ya los juicios han prescrito. Pero Correa ordena que no, a pesar que los juicios de peculado prescriben a los 13 años. Voy a hacer algo importante para las elecciones de 2017.

Su partido, el PRE, tampoco existe
Eso a mí me mató. Mi partido es mi hijo. Yo voy a recuperar mi partido.

En una entrevista dijo que las Fuerzas Armadas solo sirven para desfilar ¿Sigue pensando eso?
Por supuesto, para mí no tiene sentido. Creo en unas Fuerzas Armadas que son soberanas, en tanto y en cuanto sirvan para defender la soberanía del país, pero no pueden ser promotoras de golpes de Estado como lo han sido en Ecuador.
A usted le decían loco y no le molestaba y el Congreso lo destituyó por incapacidad mental
No me enoja que me digan loco. Loco es una expresión de cariño. (El Congreso) no tenía otra forma que inventar para tumbarme y esa figura legal la inventó Alexis Mera. Necesitaban de un informe médico, un juicio civil. Lo extraordinario de esto es una cosa, que si dictaron una resolución, por qué me enjuiciaron si dijeron que estaba loco. Los interdictos no pueden ser enjuiciados. Lo que pasó fue un asalto al poder, fue una continuidad del asesinato de Roldós porque en Ecuador existe xenofobia contra mi apellido en los últimos 40 años.

Si pudiera cambiar algo de su vida ¿Qué sería?
Hubiera querido tener otra vida. Ser carpintero, albañil, profesor, ser una persona común y corriente. Me arrepiento haberle hecho caso a una petición de un entrenador mío a los 15 años de que mi padre cuando murió quería que sea atleta y yo era un fenómeno del fútbol. Sufrí mucho, pero tuve la suerte de cumplir con mi padre, fui vicecampeón sudamericano de los 100 metros planos y el primer velocista en la historia del Ecuador en llegar a las Olimpiadas de Múnich en 1972. Pude haber sido tan bueno o mejor que Alberto Spencer.

¿Quiénes son sus peores enemigos?
El más grande enemigo, sin duda alguna es Rafael Correa.
Jaime Nebot, León Febres Cordero, pero a Febres Cordero le reconozco la virtud de que hice tres acuerdos políticos con él y los cumplió como hombre.