Brigada apoyó a afectados por terremoto de 1868

Ibarra.- El historiador Jorge Isacc Cazorla cuenta detalles de cómo las personas se trasladaron hasta la parroquia de La Esperanza, luego del terremoto de Ibarra, suscitado el 16 de agosto de 1868.

Cazorla dijo que Gabriel García Moreno fue junto con monseñor Pigate llevando a la gente y todo lo que se podía hasta una explanada en la hacienda de Galo Plaza. “García Moreno desde ahí trazó la ciudad e hizo viviendas rápidas porque la gente quedó a la intemperie. De acuerdo al censo que levantaron en esa época, se registró 20 mil muertos”, dijo.

Detalles. Luego del terremoto las personas quedaron totalmente desprotegidas según Cazorla, ya que en ese tiempo no existían fuerzas del orden y se formaron brigadas. “García Moreno era jefe supremo para la restauración. Él estaba enfermo de la rodilla y descansaba en Quito, se curó con un ladrillo caliente y vino sólo. Acá organizó a la gente porque venían los saqueadores y ladrones del norte a coger lo que quedaba y atemorizar a la población”, agregó el historiador.

El historiador dijo que los religiosos no jugaron ningún papel luego del terremoto, ya que se fueron al norte y pusieron negocios, especialmente las madres conceptas, que demandaron a García Moreno por haber ocupado sus tierras para recibir a la gente, por ello él envió un informe al Papa y el pontífice clausuró el convento.