Bracean sin temperatura adecuada

dep-3No soportaron más la falta de coordinación y regresar a la piscina Olímpica. Hace dos meses el equipo de natación de la Federación Deportiva de Imbabura (FDI) volvió a la fosa de 50 metros, que el pasado 1 de febrero dejó de funcionar.


Ahora los deportistas y el entrenador Roberto Guerrero piden que para el próximo año la piscina funcione al ciento por ciento.
El principal inconveniente que actualmente tienen es la temperatura del agua, que no es ideal para entrenar.
“Esperamos que para el 2016 el caldero funcione perfectamente. Lo importante es que el agua tenga la temperatura adecuada. Ahora funciona a 20 grados y lo necesario es 27 grados”, dijo Guerrero.
Desde febrero los seleccionados no contaron con un escenario ideal. Dice el entrenador que el 50 por ciento de los resultados obtenidos depende mucho del estado de la piscina.
Desde febrero hasta septiembre los seleccionados locales entrenaron en la piscina del colegio Teodoro Gómez de la Torre.
Pero no todo fue color de rosa. Allí tuvieron problemas.
“Los primeros meses estábamos bien pero luego no se que pasó y no se cumplieron algunas cláusulas como por ejemplo en el tratamiento del agua y en la temperatura. Por ese motivo decidimos regresar. El agua de la Olímpica tiene una temperatura ambiente”, manifestó el estratega.
Se conoció que el caldero está listo para que funcione. Lo que falta es el acto de entrega de esa máquina por parte del Municipio de Ibarra a la Federación Deportiva de Imbabura.