Bin Laden tomó el camino del terror

Bin Laden murió en una operación liderada por Estados Unidos, dijo el presidente Barack Obama el domingo. Un pequeño equipo de estadounidenses llevaron a cabo el ataque y se apoderaron de los restos de Bin Laden, dijo Obama.

La cacería humana más intensa en la historia finalmente llegó al final con el deceso de Osama Bin Laden, pero la historia de su vida será contada de muchas maneras diferentes por personas diferentes. Vilipendiado en Occidente como la personificación del mal, Bin Laden fue admirado e incluso venerado por algunos musulmanes que compartieron su visión de una interminable yihad en contra de Estados Unidos y los gobiernos árabes que él consideró infieles.

El dinero de Bin Laden, lo mismo que su discurso, inspiraron el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 que mató a casi 3.000 personas en Nueva York, Washington y Pensilvania, y desgarró para siempre el sentimiento de seguridad de Estados Unidos en el mundo.

Sus acciones desencadenaron una serie de eventos que llevaron a Estados Unidos a declarar guerras contra Afganistán e Irak y una guerra clandestina en contra los simpatizantes del extremismo islámico que trastocó países de todos los continentes salvo la Antártida. El aparato de inteligencia de Estados Unidos fue reorganizado para contrarrestar la amenaza terrorista temiendo más ataques en casa.

Más noticias