Bienes en liquidación de Siembra E. Pública pasan a la SENESCYT

En un comunicado, la asambleísta Silvia Salgado expresó su “alerta pública” y un llamado al cumplimiento de la ley ante denuncias ciudadanas con respecto a la intención de destinar los activos de la empresa pública en liquidación Siembra E.P, a otros fines que no son los de dar cumplimiento al proyecto Ciudad del Conocimiento, del que forma parte la Universidad Yachay.

Mediante Decreto Ejecutivo 1060, del 19 de mayo del 2020, el presidente de la República, Lenin Moreno, dispone la extinción de la Empresa Pública Siembra.

El Ing. Mario Cuvero es el Liquidador de Siembra EP desde el 13 de enero. Ratificó que el proyecto Ciudad del Conocimiento continúa desde septiembre y ha pasado a la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (SENESCYT) como nuevo ejecutor.

En cuanto a los bienes, Cuvero asegura que todos pasan a la SENESCYT y desmiente la entrega de los activos a otras instituciones. “La única institución con la cual se está conversando es con Yachay Tech”, acotó.

El dirigente Kiwar Salazar, dice que son aproximadamente 7 000 activos y todos están pasando a la SENESCYT, aunque hay organizaciones como municipios, juntas parroquiales y asociaciones que que envían oficios para conseguir la entrega de esos bienes.

Según Salazar, el 30 de septiembre de 2020 fueron notificadas de su desvinculación 332 personas que trabajaban amparados en el código de trabajo y aproximadamente 120 bajo la Ley Orgánica de Servicio Público (LOSEP).

A partir de allí, inició el plazo de 180 días para la liquidación total de la empresa, que se cumple este jueves 25 de marzo.

Kiwar Salazar explicó que los extrabajadores han tenido que pasar por muchos inconvenientes para el cobro de sus liquidaciones; que habían sido retenidas por cambios constantes de las autoridades. Habló de pérdidas de registros de asistencia, cálculos erróneos, descuentos y devoluciones irregulares.

Finalmente, en una audiencia mantenida con la viceministra de Trabajo, Sharian Moreno, se acordó que los ex trabajadores sean divididos en siete grupos para el pago de sus liquidaciones. “Alrededor de 97 compañeros de los 332 que fueron notificados, todavía no cobran sus liquidaciones”, expresó.

Ante esto, Cuvero indicó que junto a su equipo han logrado subsanar un problema grande con las liquidaciones, y que terminarán de pagar al último grupo pendiente hasta la próxima semana.