Bienes de Ferrocarriles del Ecuador en Imbabura a remate

Varias fueron las reacciones ante el anuncio del remate de bienes de la Empresa Pública Ferrocarriles del Ecuador (FEEP) en liquidación.

Con respecto a las distintas reacciones, el ministro de Turismo, Niels Olsen, desmintió la venta de bienes patrimoniales, a través de su cuenta oficial de Twitter, y aseguró que sigue en pie el ofrecimiento de rehabilitar el ferrocarril.

En Imbabura, el anuncio del remate generó alarma porque se tuvo la idea de que se venderían bienes patrimoniales, como el predio donde se ubican los talleres del tren.

Anita Villarreal, excoordinadora Zonal Norte de FEEP, aclara este tema. Según la exfuncionaria, dentro del sistema ferroviario en la zona norte, que va desde Cajas hasta San Lorenzo, al año 2020 existían 56 bienes inmuebles de propiedad de la Empresa, cuyo valor ascendían a USD 25 millones 179 mil. De ellos, casi 21 corresponden a bienes catalogados como patrimoniales, entre los que se incluye a las estaciones de tren, los talleres, entre otros.

Estos bienes considerados como patrimoniales no pueden ser vendidos. “Todos los bienes patrimoniales de la ciudad de Ibarra están registrados dentro del inventario del Instituto Nacional de Patrimonio, y también son parte de la Ordenanza de Patrimonio de la ciudad de Ibarra. Esos bienes no pueden ser sujetos de ninguna transacción económica. Como dice la Constitución el patrimonio es inalienable, inembargable e inextinguible”, aclaró Villarreal.

El predio que está a la venta en Ibarra, según el catálogo de inmuebles en proceso de remate de FEEP, es un terreno de 7.636 m2 que está ubicado frente al terminal terrestre de Ibarra en las calles Darío Egas y José Tobar y que colinda con la parte trasera de los talleres del ferrocarril. El valor catastral de este inmueble es de USD2’290.827,00.

Villarreal aclara que este bien “se está vendiendo porque no es parte del patrimonio histórico y cultural de la nación, no tienen huellas de infraestructura ferroviaria, ni está atado a la operación directa de la Empresa”.

Con la venta de estos bienes no patrimoniales se espera cubrir los pasivos de la FEEP como sueldos, jubilaciones, deudas a proveedores, entre otros, así lo informó el ministro Olsen. También señaló que se están buscando inversionistas locales e internacionales para formar alianzas público-privadas para la administración del ferrocarril.