Berlín advierte sobre las consecuencias para la región de la crisis de Túnez

tunisian-shout-interior-protest-693r22r23Berlín, 20 feb (EFE).- El Gobierno alemán advirtió hoy frente a los efectos negativos que puede tener en todo Oriente Medio la crisis política de Túnez, que puede poner en peligro los resultados de la denominada “primavera árabe” – que empezó en Túnez cuando se suicidó Mohamed Bouazizi, un jóven vendedor ambulante, quemandose públicamente en protesta por las condiciones económicas y el trato recibido por la policía.

Así lo indicó el ministro de Asuntos Exteriores alemán, el liberal Guido Westerwelle, que destacó en Berlín que en Túnez “hay mucho en juego”, no sólo para este país norteafricano, “sino para todo lo que fue conocido como la primavera árabe”.

El responsable de la diplomacia alemana instó asimismo a las fuerzas políticas tunecinas a buscar “conjuntamente” una “solución” para el país tras el asesinato del político opositor Bel Aid, que desató una ola de protestas.

Westerwelle señaló que los responsables políticos del país deben entender “que no se trata de ir unos contra otros, sino de (buscar) elementos en común”.

“Deseo que Túnez siga en el camino hacia la democracia. El éxito de la revolución no se debe desperdiciar”, agregó el ministro de Exteriores.

El dimisionario primer ministro transitorio de Túnez, Hamadi Yabali, presentó el martes su dimisión ante el presidente del país, Monsef Marzuki, tras el fracaso de su propuesta de formar un Gobierno tecnócrata, aunque dejó abierta la posibilidad de permanecer en el cargo si se aceptan varias “condiciones”.

Tunisian-lawyer-Chokri-Belaid234t232El primer ministro propuso formar un gabinete de tecnócratas tras el estallido de una ola de protestas en todo el país por el asesinato de Aid, pero no obtuvo el respaldo de su partido y principal socio de la alianza gubernamental, Al Nahda, que propuso por su parte la formación de un Gobierno de Unidad Nacional.