Beneficios del mañanero

mananeroQué mejor manera de levantarse que con un espectacular momento sexual con tu pareja. Tener relaciones sexuales en las mañanas, antes de levantarse, cambiarse y tomar un café puede traer maravillosos beneficios físicos y mentales para ambos.
Las primeras horas del día arrojan ciertos beneficios según la opinión de expertos en la materia. Así, la sexólogo Brigitt Baena afirmó para un artículo del diario Últimas Noticias que, aunque no se puede caer en el reduccionismo de decir “es mejor en la mañana”, sí se trata del momento del día donde el hombre está en su punto máximo de testosterona.
Esa es la razón de las erecciones espontáneas que suelen despertarnos durante las primeras horas del día y que nos permitirían mayor resistencia y energía para complacer a esa persona con la que compartimos la cama.
Una buena y satisfactoria sesión de sexo en la mañana equivale, según la doctora Baena, a hacer ejercicio: te hace liberar endorfinas y te activa el metabolismo. Eso se traduce en mayor gasto calórico durante el día y mayor energía para afrontar las obligaciones cotidianas.
Los sexólogos recomiendan que encuentro matutino sea breve, puesto que, por norma general, tenemos que ponernos en marcha y levantarnos de la cama en algún momento. Pero allí reside el atractivo: saber que tiene que ser breve, pero intenso, le da un valor añadido que no tiene el sexo en otros momentos, y se parece más a un encuentro casual o a una aventura.
La recomendación es no dar una importancia excesiva al momento del orgasmo, sino contemplar este encuentro como un juego de conexión erótica con la otra persona.
La desventaja de la noche es que venimos con la acumulación del cansancio de todo el día. No obstante, es el momento más común para el encuentro sexual de las parejas estables, más si tienen hijos y un sinfín de obligaciones dentro y fuera del hogar. El problema es cuando el cansancio nos vence y postergamos el sexo para contar con más horas de sueño.
Pero la doctora Baena remarca un punto importante: lo más importante es no estar apresurado, estresado, no cansado en el momento en que decidimos darle rienda suelta a nuestro placer sexual. Esos elementos siempre impedirán que la pasemos bien.
Hacer el amor al comenzar el día le restará unas horas frente al espejo antes de ir a la oficina.
El orgasmo mañanero es un embellecedor y un rejuvenecedor instantáneo, más eficiente que la más costosa de las cremas cosméticas que hay en el mercado.
Este puede aumentar los niveles de estrógeno y hormonas que dan brillo y suavidad a la epidermis y salud al cabello y a las uñas.
Es también una pildorita para la felicidad, al generar oxitocina, otra hormona amigable, que incrementa la alegría y reduce el estrés, lo cual suma puntos a la belleza del rostro.
Es así como el sexo matutino deja en quien lo practica una sonrisita que dura hasta entrada la tarde, un estado de ánimo y un relax que le evitará que ahorque a su jefe o que la imprudencia de un compañero lo saque de casillas.
Además es un gimnasio en casa. El mañanero lo ayudará a estar siempre atlético, siempre y cuando siga la recomendación médica de practicarlo tres horas semanales, por lo menos, para que surta el efecto reductor.
El mañanero no permite inhibiciones ni pudores. Se da a plena luz del día. No deja espacio para pensar “quién toma la iniciativa”.
Y si la actividad sexual eleva la autoestima, estimula la creatividad, promueve el autoconocimiento y lo revitaliza. (FC)