Belén, nueva víctima de la violencia intrafamiliar

Tulcán. Belén MM de 29 años de edad, es una nueva víctima de la violencia intrafamiliar. Su expareja, Byron RM, un cabo segundo de la Policía Nacional y padre de sus tres hijas, la agredió brutalmente a tal punto que la tiene entre la vida y la muerte.

Situación. El hecho causó indignación en la capital carchense, pues el agresor es un miembro activo de la Policía Nacional de la Subzona de Carchi 04.

Los hechos se registraron sobre las 23:30 de lunes último en la ciudadela Kennedy . Todo transcurría normal hasta que el sujeto llegó a la vivienda, presuntamente en estado etílico para agredirla.

Belén quien era agredida constantemente trató de evitar el problema pero el sujeto de manera airada la agredió sin razón.

Testimonio. “Él, siempre la maltrataba delante de las hijas. Ella siempre se recorría donde nosotros, este señor le pegó a mí mami y mi abuelito”, explicó Andrés Chamorro, primo de Belén, quien pide que el caso de su familiar no quede impune.

Perfil. Belén es una madre cabeza de hogar con tres hijas de 11, 9 y 5 años. Ella vivía con su hermana y trataba de llevar una vida normal. Sin embargo los celos y agresividad, de la persona que en su momento prometió amarla y respetarla le atenían atormentada.

“A los seis meses de casados él, le rompió el tabique. Siempre se hacía la denuncia pero no pasaba nada. Esperamos que ahora sí, se haga justicia”, recuerda Andrés.

Claman justicia. Cecilia Vega, tía política de Belén, la recuerda como una mujer pujante y respetuosa de su hogar, por eso exige que este caso no quede impune. “Cuando llegamos al lugar estaba un charco de sangre en la vereda. En el carro estaban impregnados los cabellos de ella. Él, le había dado por muerto por eso se fue”, recuerda.

Pero no solo Belén fue agredida, su hermana quien trató de defenderla también fue agredida.

Cuadro clínico. Belén presenta heridas en la cara y brazo derecho. Hasta el cierre de esta edición estaba en el área de cirugías del hospital Luis Gabriel Dávila de Tulcán. Según Verónica Aveiga, directora de la casa asistencial, la paciente presentaba fracturas a nivel de los huesos nasales a nivel malar. Además de una fractura en a nivel del humero del brazo derecho.

“Estamos realizando toda la documentación para ser transferida a Quito, por la gravedad. Ella necesita placas y tornillos para recuperar su brazo”, acotó.