Basquetbolistas sudan sin público

27f1IBARRA. El sonido de los bombos y los cánticos de las barras de los colegios no se escucharon en el primer día de juegos del Festival Estudiantil de Baloncesto.

Ayer, el coliseo Luis Leoro Franco, con capacidad para cinco mil personas, parecía un cementerio. Los graderíos lucieron casi vacíos.

 

Sin público baja todo. Marcelo Puma, quien vende hace más de cinco años aguas, gaseosas y alimentos rápidos en el coliseo, cruzaba los dedos para que la clientela llegue. Pero eso no sucedió. Hasta las 15:00 vendió 20 dólares y según don Marcelo ayer invirtió 100 USD.
“Me arriesgue a trabajar. A última hora me enteré que habían pocos colegios. Antes diariamente vendía hasta 200 dólares desde que iniciaba el torneo”, dijo el comerciante.
Pero la falta de público en ese escenario no solo afecta al comercio sino también a los jugadores. Edwin Goyes, extécnico del colegio Sagrado Corazón de Jesús dijo que es clave el apoyo de las barras. Aseguró que el estado de ánimo de las seleccionadas se eleva cuando hay respaldo.