Barcelona mantiene al Madrid a raya

altMADRID (AP) — El Barcelona logró hoy darle la vuelta al partido con dos goles del argentino Lionel Messi y otro de Thiago Alcántara para derrotar 3-1 al Almería y mantener la ventaja sobre el Real Madrid en la liga de fútbol español.

A primera hora, el Madrid venció 3-0 al Athletic de Bilbao con dos goles de penal del brasileño Kaká y un tanto del portugués Cristiano Ronaldo. El argentino Angel Di María generó ambos penales al recibir faltas en el área.

El Barcelona encabeza la tabla con 84 puntos, ocho más que el Madrid a una semana del Superclásico en el estadio Santiago Bernabéu.

“El Madrid va a luchar por esta Liga hasta el final, hasta que se agoten las posibilidades matemáticas, porque así nos han educado”, afirmó Iker Casillas, arquero y capitán del Madrid. “Tenemos que seguir ganando para que el líder no piense que está la liga acabada. Nadie sabe lo que puede pasar y lo que puede cambiar el campeonato en un momento”.

En el Camp Nou, el Barsa dominó el balón, pero se fue al intermedio con una igualdad sin goles. En la reanudación, el Almería sorprendió en un contragolpe del argentino Pablo Piatti que cedió a Miguel Angel “Corona” García, quien adelantó al conjunto andaluz a los 50 minutos.

La alegría le duró sólo tres minutos al técnico debutante Roberto Olabe.

Messi convirtió un gol de penal a los 53, después que el arquero brasileño Diego Alves derribó al artillero David Villa.

A los 64, el argentino asistió desde el saque de esquina a Thiago que cabeceó a la red para darle la vuelta al partido.

En el descuento, Messi aprovechó una falla del zaguero uruguayo Marcelo Silva para anotar el tercero y sumar 29 dianas en liga, una más que Cristiano Ronaldo en la cima de la tabla de goleadores.

El artillero azulgrana Bojan Krkic, de 20 años, sufrió una rotura parcial del ligamento cruzado posterior de la rodilla izquierda y no jugará entre seis y ocho semanas, informó el club.

“El Almería no venía aquí a pasearse”, dijo el mediocampista argentino Javier Mascherano, que se perderá el choque con el Madrid por alcanzar el límite de amonestaciones. “Nosotros tuvimos la tranquilidad suficiente para jugar cuando íbamos por detrás en el marcador y finalmente logramos dar la vuelta”, agregó.

En Bilbao, el arquero local Gorka Iraizoz derribó a Di María a los 12 minutos y Kaká transformó de penal con un trallazo que entró ajustado al palo. El guardameta se tiró bien, pero no pudo alcanzar el balón.

Los locales sufrieron el dominio del Madrid, que buscó aumentar la ventaja antes del intermedio. El recién recuperado Gonzalo Higuaín tuvo una situación ideal en un mano a mano, pero el arquero del Athletic lo impidió. A los 26, el delantero argentino probó suerte con un disparo desde unos 40 metros con el arco vacío, pero el balón se fue alto.

El Athletic probó jugar a la contra con pases a su artillero Fernando Llorente, pero no pudo culminar las jugadas.

En la reanudación, Di María volvió a forzar un penal al aguantar en el área la entrada del zaguero Xavier Castillo. Kaká volvió a fusilar al arquero con un disparo centrado y ligeramente elevado a los 54.

Cristiano convirtió el tercero a los 70, al recibir una asistencia de Esteban Granero en un contragolpe. El portugués, que sustituyó a Higuaín, llevaba nueve minutos en el campo.

“Era un partido bastante más importante de lo que parecía al principio, y, por suerte, en un campo complicadísimo, se han sacado los tres puntos”, comentó el asistente del Madrid, Aitor Karanka, según la agencia Europa Press. Karanka acudió a la rueda de prensa en lugar del timonel portugués José Mourinho.

“Ahora toca pensar en el martes”, agregó, en referencia al partido de vuelta contra el Tottenham por el boleto a las semifinales de la Liga de Campeones. El Madrid tiene ventaja de 4-0 en la serie y Mourinho, con la mente en el oponente inglés, dejó en la banca de arranque a titulares como Cristiano, Marcelo y Mesut Oezil.

A última hora, el Mallorca igualó 2-2 con el Sevilla.