Barcelona fulminó a El Nacional en el Monumental

Barcelona recibió a El Nacional en el Monumental. Partido con síntomas diferentes. El Ídolo con la ilusión de recomponerse y tratar de ganar el cupo a la final del campeonato en la Segunda Etapa. El Nacional aproblemado por las cuatro esquinas, dueño de una racha negativa indigna de su historia.

Almada paró la mejor versión que dispone. Aún sin sus fichajes habilitados, la apuesta por hacer pasar el balón por el tridente Marques-Oyola-Díaz fue la constante. Dinenno solo arriba como parteaguas. Esterilla y Caicedo propietarios de las bandas para buscar los largos recorridos con centro incluido desde el fondo del camplo.

Favaro, condicionado por la plaga de lesiones que sufre desde hace semanas atrás, se la jugó por una nueva conjugación. Cambió los laterales y les dio titularidad a Montaño y Fuertes. En la mitad del campo el elegido para complementar a Garcés fue Michael Chalá, hombre rústico pero con oficio en la posición. Arriba la oferta incluyó a Christian Lara como voz cantante y Víctor Corozo para la barredera entre los centrales amarillos.

Los primeros minutos fueron para la visita. El Nacional probó un par de veces con centros desde tres cuartos de cancha y una más con un remate frontal de Lara que fue controlado por Banguera. Luego del cuarto de hora se despertó Barcelona. Díaz se animó a progresar y armar diagonales con sus extremos. El Kitu y Dinenno tuvieron las más claras de los toreros con sendos remates que se fueron apenas desviados de la guardianía de Padilla.

De la mano de Christian Lara llegó el lance más peligroso del primer tiempo. Pase de cachetada desde el semicírculo para dejar solo a Víctor Corozo que no reposó el balón en el piso y definió con un cabezazo débil y predecible.

El primer tiempo se fue con cierto sabor a poco. Barcelona probó menos de lo presupuestado. Nunca le llegó una pelota limpia a Dinenno en zona de definición. El Nacional fue más recursivo, Lara de eje y referencia. Sin embargo, Favaro sufre la falta de recursos por las recurrentes lesiones y las limitaciones se sienten por doquier.

En el arranque del complemento Barcelona se encontraría una sonrisa. Córner hacia la mitad del área del Rojo y Xavier Arreaga andaba deambulando con el número premiado y de cabeza batió a Padilla sin presiones. Tanto de laboratorio del Ídolo, Díaz estuvo preciso para el envío y el receptor en el lugar exacto para embocarla.

El Nacional trató de acomodarse con el ingreso de Daniel Angulo. Doble referencia de área. Favaro pidió a Villalva y Lara que echen cuanta pelota encuentren al área amarilla. El plan, austero como suena, terminó sofocado por el buen trabajo del fondo de Barcelona que, aparte, no demoró en sumarle otro tanto al score. Doblete de Xavier Arreaga, que facturó luego de un reboleó desde la esquina que no logró intuir el fondo criollo.

El Nacional intentó encontrar respuestas en su disponible de relevos. Uchuari y Muñoz saltaron al campo para continuar con el despliegue de pelotazos. Almada no tardó en contestar y envió al gramado a Nahuelpán y Betancourt. El ritmo decayó, los criollos no encontraron más respuestas que la búsqueda continua a la doble punta instalada entre los centrales toreros que, por su parte, se tomaron las cosas con calma y resolvieron todo con traslados pacientes hacia parcela contraria.

Pero cuando las cosas parecían que se cerraban con el 2 a 0, Damián Díaz aprovechó que la noche estaba clarita para los toreros y resolvió desde la esquina con un remate extraño que engañó a Padilla que andaba todavía armando su zaga para recibir un saque de esquina. En la jugada siguiente, un rebote le dio la chance a Alejandro Villalva para poner el descuento y algo de honra para El Nacional, que divaga cada vez más lejos de su historia.

Victoria fácil de Barcelona luego de haber sufrido un tanto en la primera mitad. Almada midió bien al rival y lo fue controlando con los retoques que implementó desde la banca. Inicio optimista para los toreros que, luego de haber cerrado de forma poco feliz la Primera Etapa, esperan cosechar sus esfuerzos a finales de año. El Nacional no levanta cabeza, se revuelca en una racha de chascos de los cuales Favaro es protagonista. Las lesiones y la falta de calidad individual del plantel, han dinamitado los planes del entrenador charrúa.

Barcelona SC: Banguera – Valencia, Arreaga, Torres, B.Caicedo – Marques, Oyola, Esterilla (Velasco), Díaz, M.Caicedo (Nahuelpán) – Dinenno (Betancourt).

El Nacional: Padilla – Montaño, Batalla, Segovia, Fuertes – Garcés, Chalá (Angulo), Ordóñez (Uchuari), Villalva – Lara (Muñoz) y Corozo.