Barcelona empató al Clan Juvenil en el estadio del valle

 

barce

Sangolquí. Un partido emotivo. Barcelona tuvo las mejores chances, pero el ímpetu de los locales evitó su victoria. Juan Carlos Garay desencadenó un estricto operativo de marca y fue escalando hasta pararse firme. El encuentro terminó empatado 1-1 con el Clan Juvenil. 

 

Los tantos llegaron en el complemento. Luis Checa aprovechó una jugada de distracción para colar un remate al centro del arco de Banguera y puso el 1 a 0. Sin embargo, 10 minutos después fue Erick Castillo quien alcanzó un rebote y la mandó a guardar para el empate definitivo.

La definición del partido fue intensa. Barcelona buscó incesantemente, pero Clan Juvenil consiguió encerrarse y arremeter continuamente a la contra. Un empate que no ayuda a ninguno de los dos, y que los frena en la tabla baja de la Primera Etapa.

Integrantes de la barra Sur Oscura, decidieron no entrar al Estadio General Rumiñahui, como una presión a la prohibición de ingresar instrumentos musicales y pirotecnia.

Los aficionados no vieron el partido, se quedaron en las afueras del estadio en una de las calles aledañas para hacerse sentir. Miembros de la Policía Nacional custodiaron a la barra durante toda su ‘protesta’.

Se registró la detonación de fuegos de artificio y  la tenencia de narcóticos de algunos de los integrantes de la agrupación.