Barack Obama es el líder político mundial más popular en América Latina

obamaEEUU. Para algunos, el resultado podría resultar extraño. Durante buena parte de las últimas décadas, las relaciones entre los Estados Unidos y América Latina no pasaron por su mejor momento histórico. Los gobiernos regionales de izquierda y el “imperio” norteamericano al que denunciaban no cuajaban. Es por eso que la opinión de muchos latinoamericanos podría asombrar: al 33% de los ciudadanos de la región le gustaría que el presidente de su propio país se pareciera aBarack Obama.

La conclusión surge de un sondeo resultado por #OpinaAméricaLatina durante enero en 19 países de la región. Luego del jefe de Estado norteamericano, la alemana Angela Merkel se erige como la líder más popular, con el 16% de las preferencias, seguida por el ruso Vladimir Putin (8%), el británico David Cameron (3%), el francés François Hollande (2%) y el premier chino Li Keqiang (2%).

Según el documento, Obama se convirtió en un líder carismático a partir de “una imagen pública altamente empática con el ciudadano promedio de los Estados Unidos”. “Su origen no aristocrático y el hecho de haber construido una brillante carrera profesional y una familia modelo fueron una buena base para acercarse a los ciudadanos a partir de una serie de cualidades tales como la honestidad, la credibilidad y la confianza, que no sólo lo llevaron a ser el primer presidente afroamericano de los Estados Unidos, sino que aún hoy, casi llegando al final de su segundo mandato, lo ayudan a sostener una alta imagen positiva”, explica.

Buena parte del éxito del mandatario en la región obedece a su buena imagen entre los ciudadanos de Brasil, República Dominicana, Panamá y Ecuador, quienes resultaron ser las personas con mayor predilección por Obama. En estos países, el 40% lo consideró como un buen líder a imitar. En cambio, la Argentina y Nicaragua fueron las naciones donde cosechó menor adhesión: apenas más del 20% en cada uno de ellas quisieran que sus propios presidentes se le parecieran.

Entre los jóvenes de 18 a 29 años, la imagen positiva del norteamericano trepa al 42%, algo que el informe lo atribuye a su manejo de redes sociales. En Twitter, por ejemplo, es el tercer usuario con más cantidad de seguidores en todo el mundo. También las mujeres lo prefieren: al 37% le gustaría que su presidente fuese como él.