Baño de agua caliente quema calorías como correr

Ibarra. Así como hay alimentos que ayudan a desinflamar nuestro vientre, como ciruela, existen otros que nos inflaman y nos hacen sentir pesadas.

Para evitar. Los alimentos grasosos representan una gran amenaza para tener un organismo desinflamado. Estos productos, como papas fritas, son más difíciles de digerir y por ende tu cuerpo estará inflamado y pesado.

Ingiere aquellos alimentos que tienen grasas monoinsaturadas como el aguacate y el chocolate negro.

El exceso de sal hace que tu cuerpo retenga líquidos. Esto conlleva a que tu zona media vaya creciendo lentamente.

Comer bajo en sal puede ser benéfico para tu organismo, ya que este responde satisfactoriamente a los niveles de sodio adecuados y balanceados.

Controla la ingesta de sal que realizas todos los días.

Las verduras crucíferas como el coliflor, brócoli y repollo contienen compuestos similares a los granos (frejoles).

Al ingresar en el sistema digestivo, las bacterias buenas (presentes en el intestino) liberan metano haciendo que tengas gases y se genere hinchazón estomacal.

Las gaseosas y otras bebidas carbonatadas son generadoras de dióxido de carbono, este químico hace que tu cuerpo cree gases que conllevan directamente a un estado inflamatorio expandiendo, en muchas ocasiones, el estómago.

Los carbohidratos refinados son aquellos que han sido despojados de su fibra, es decir que son calorías vacías de nutrientes.

El carbohidrato refinado por excelencia es el harina blanca; todos los alimentos que sean elaborados con harina blanca, como panes, pastas, pizzas, etc. te generarán inflamación.

Muchas personas registran intolerancia a este tipo de alimentos y en algunas ocasiones presentan diferentes alergias asociadas a su consumo.

Alimentos que hayan sido condimentados con pimienta negra, nuez moscada, chile, ajo, mostaza o vinagre liberan ácidos.

Una barriga hinchada denota que algo puede estar funcionando mal en el aparato digestivo.