Bandas alegraron a los anteños

p7f1

ATUNTAQUI. Carlos Vergara de 65 años, disfrutó cada pieza musical que interpretaron las bandas, que deleitaron a cientos de asistentes que se congregaron en el parque central de Atuntaquila noche del sábado.

BANDAS. Desde tiempos remotos, la música siempre ha sido sinónimo de festejo, regocijo y ha servido para acompañar momentos de importancia en la vida de los seres humanos.
En los Andes, la presencia de las llamadas Bandas de Pueblo forman parte de la cultura de estas comunidades, por ello las autoridades se han preocupado en apoyar el arte musical de estas agrupaciones.

El costado de la Iglesia del Santo Sepulcro que se distinguía por su iluminación con los colores del cantón el verde y rojo, fue el escenario donde se presentaron la Banda Infanto Juvenil, con 50 integrantes y los 26 músicos de la Banda Municipal del cantón Rumiñahui, la Banda de la Policía Nacional del Regimiento Quito, con 15 músicos y la Banda del Gobierno Municipal de Antonio Ante, con 25 integrantes.

Los cientos de asistentes desde los graderíos y sillas que estaban copados disfrutaron de ritmoscomo pasacalles, tonadas, sanjuanitos, cumbias incluso de temas clásicos.

Las horas y minutos que se podían observar en el reloj de una de las torres del templo transcurrían, pero nadie se movía de sus asientos ya que el ritmo contagiante de las interpretaciones los tenía hechizados.

Cerca de finalizar el evento artístico el director de la Banda anteña Germán Martínez junto al maestro Edgar Palacios, director de la Banda Infanto Juvenil del cantón Rumiñahui, con sus trompetas interpretaron “Imbabura de mi Vida”, que fue ovacionado por los asistentes.

Con el tema “Reina y Señora” que fue interpretada por las cuatro agrupaciones con más de cien músicos se cerró el espectáculo que brindaron a los anteños como Carlos Vergara, quien se fue satisfecho del evento que concluyó a las 23:00.