Banda delictiva fue desarticulada

En la intersección de las calles Quito y Santa Cruz del sector de Azaya cinco personas fueron aprehendidas.
      Un procedimiento directo se realizó en la audiencia de formulación de cargos en contra de los implicados y serán llevados a juicio en 10 días, acusados del delito de asociación ilícita.   
Investigaciones realizadas por personal de la Jefatura Provincial Antinarcóticos de Imbabura, JPAI, y de las Brigadas Anticriminales, BAC,  llevaron a los agentes a determinar que un robo se fraguaba y estaba a punto de cometerse.
Los uniformados indagaron los movimientos de los sospechosos y encontraron el sitio donde se hospedaban.
Dentro de las operaciones de inteligencia se conoció que los ciudadanos portaban armas cortopunzantes y de fuego y que además, iban a movilizarse en un vehículo para llegar al lugar donde se realizaría el delito.
Personal del Grupo de Operaciones Especiales, GOE, fue convocado para colaborar en la aprehensión de los presuntos implicados.
Versiones policiales indicaron que los cinco ciudadanos formaban parte de una banda dedicada al robo a domicilios, locales comerciales, accesorios de vehículos y otros delitos contra la propiedad.
Al realizarse la diligencia, los hombres fueron interceptados por la Policía y en el automotor se encontraron dos machetes, un arma de fuego tipo revólver de fabricación artesanal, un cuchillo un bate y cinco equipos celulares, objetos  con los que se presume iban a cometer actos ilícitos.

PROCEDIMIENTO
Los sospechosos fueron identificados como Byron T., Jarol M., Medardo M., Moisés C., y José Y. y al preguntarles sobre los indicios encontrados no pudieron dar una justificación.
Los hombres fueron ingresados al Centro de Detención Provisional de Ibarra, CDP – I.
En la audiencia de formulación de cargos, el representante del Ministerio Público inició la etapa de intrucción fiscal en contra de los ciudadanos acusándolos de asociación ilícita.
Un procedimiento directo o juicio inmediato se llevará al cabo de 10 días en donde se conocerá la suerte judicial de los acusados.