Ban Ki-moon: ataque militar en Siria podría empeorar el conflicto

ban-ki-moonEE.UU. 03 sep.- El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, aseguró este martes que un ataque militar contra Siria en respuesta al presunto uso de armas químicas podría empeorar el conflicto interno en ese país árabe.

“Debemos considerar el impacto de cualquier acción punitiva en los esfuerzos para evitar un mayor baño de sangre, facilitar una solución política del conflicto y evitar acciones militares”, sostuvo Ban.

 

Además, el Secretario General se reunió con representantes de los 10 países miembros no permanentes del Consejo de Seguridad del referido organismo para informarles sobre los avances que han tenido con relación a la investigación sobre el uso de armas químicas en Siria.

El representante de la ONU también destacó que la misión investigadora ha trabajado sin descanso para preparar las muestras que serán llevadas a los laboratorios designados. Al respecto, la alta representante para Asuntos de Desarme, Angela Kane, también tiene previsto dar información a los Estados miembros que fueron los encargados de solicitar la investigación.

Estados Unidos ha atribuido al Gobierno de Bashar Al Assad un supuesto uso de armas químicas en Siria el pasado 21 de agosto sin presentar prueba de ello y sin esperar conclusión de los expertos de la ONU.

El secretario de Estado de la nación norteamericana, John Kerry, aseguró este domingo que tiene pruebas de que el Gobierno Sirio usó gas sarín en el ataque.

Mucho antes, el jefe de la diplomacia estadounidense había informado que no esperaría las conclusiones de los inspectores de la ONU, debido a que tenían muestras de sangre y cabello que demostraban supuestamente el uso de las armas.

Siria ha sido escenario de un conflicto interno que estalló en marzo de 2011. Informes demuestran que un alto número de mercenarios extranjeros participa en la guerra contra el Gobierno sirio. Cifras oficiales de la ONU han confirmado que en el conflicto interno, que estalló en marzo de 2011, han perdido la vida más de 95 mil personas.