Bachelet y su nueva oportunidad

Las preferencias de los chilenos se inclinaron en favor de Michelle Bachelet, quien tiene una nueva oportunidad para, principalmente, unir a todo un pueblo y luego, poner en marcha todos los cambios que de alguna forma quedaron inconclusos en su anterior gestión. Todas las agencias noticiosas destacan el triunfo de la doctora Bachelet, pero también la abstención ciudadana del 59 por ciento. Se dice que la participación fue de 5,7 millones de personas, la más baja desde el retorno a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Michelle Bachelet obtuvo el 62,15 % de las preferencias, mientras la oficialista Evelyn Matthei se quedó con el 37,84 %.

La presidenta electa señaló que buscará transformaciones de fondo y dio a conocer las inquietudes que tiene en torno a la salud y la educación. Fue presidenta de Chile entre el 2006 y el 2010,  tiene 62 años, es pediatra, está divorciada y tiene tres hijos. Su vida está marcada por la dictadura, primero por la muerte de su padre, general demócrata, tras ser torturado, y luego porque ella misma y su madre sufrieron torturas y exilio en Australia y Alemania.  Se declaró a favor de “una nueva constitución nacida en democracia” en lugar de reformar la actual, digitada por Pinochet en 1980. Chile, una potencia sudamericana está a la espera de más transformaciones.