Ayudemos a nuestros hijos

Los tiempos han cambiado, ahora la frase dichas por nuestros abuelos de que “la letra con sangre entra” cayó en desuso, ya no va más. Son otros tiempos y son otras épocas. Hace poco terminó el primer Quimestre y muchos padres han visto con gran preocupación las notas de sus hijos que no son tan buenas como la esperaban. De ahí la pregunta  ¿Cómo ayudo a mi hijo a mejorar en esas notas o materias que están  mal?

EL  CEADI, Centro de Estrategias de Aprendizaje y Desarrollo  de la Inteligencia, con sede en Quito, afirma que el primer paso es conocer cuáles son las exigencias que tienen los niños y adolescentes. Deben ser acordes a la situación de cada uno, siempre bajo la motivación a que den un poco más de ellos mismos. Igual de importante es que no se desanimen. Hay que incentivarlos a superarse para que puedan mejorar  su rendimiento académico. Entres las recomendaciones útiles señala entre otras:  Creer siempre en la capacidad de los hijos; establecer metas reales en función a la capacidad de cada niño o adolescente; interesarse en las actividades escolares que los hijos realizan; ayudar a los hijos en la organización del tiempo de estudio; felicitarlos por los progresos que vayan teniendo en el rendimiento escolar; estimularlos con palabras de apoyo y evitar criticar los errores que los hijos puedan cometer, orientándolos a que aprendan de ellos. Pongamos en práctica estas enseñanzas.