Ayuda humanitaria para vendedores informales

Otavalo.- Cien familias que trabajan informalmente en las calles de Otavalo son parte del proyecto que lleva adelante la fundación Ayni Ecuador. La iniciativa busca aportar con orientación vocacional, acompañamiento psicosocial y ayuda alimentaria.

Proyecto
Desde el 28 de agosto se está ejecutando esta iniciativa que cuenta con el apoyo de Global Giving, una organización internacional que brinda ayuda humanitaria en varios países del mundo.

25 vendedores informales ya han empezado a asistir a los talleres de orientación vocacional que brinda la organización y el mismo número de acompañamiento psicosocial.

“Brindamos un espacio de acompañamiento y fortalecimiento de capacidades. Les estamos ayudando a conformar una carpeta para que puedan formalizar sus ingresos, pero también para poderlos vincular a proyectos de la fundación. También estamos diseñando una bolsa de empleos en nuestra plataforma web”, dijo Víctor Pinzón, presidente de la fundación.

Comerciantes
“No ha habido autoridades que se preocupe por nosotros. Esta es una iniciativa que debe ser permanente porque, desde que inició la pandemia, hemos sido los más afectados económicamente. A diario tenemos que exponer nuestras vidas para poder llevar algo de comer a nuestros hogares y la ayuda que nos dan en esta fundación es importante”, dio a conocer María Nelly Chimaná, vendedora informal.

Como esta ciudadana, a diario se observa en la ciudad, decenas de comerciantes informales que ocupan las calles del casco comercial de la ciudad para hacer sus actividades económicas.

Beneficiarios
De los cien beneficiarios aproximadamente 70 pertenecen al pueblo Kichwa, 15 venezolanos, 5 colombianos y los demás son mestizos. “Tenemos unas cincuenta personas más que quieren ingresar pero no podemos dar atención todavía”, explicó Pinzón. Estas personas están en una lista de espera para poder vincularse al proyecto de ayuda humanitaria.