Ayuda inmediata a indigentes

p3Ibarra. El Patronato Municipal con la colaboración del MIES y otras entidades públicas ha desarrollado un protocolo de atención interinstitucional para ayudar en caso de personas adultas mayores extraviadas.

Acciones. Rocío Olivo, gerente del Patronato Municipal “San Miguel de Ibarra”, indicó que existe un número considerable de adultos mayores que en las noches no tienen donde dormir, y para esto se ha establecido un protocolo de intervención. “Lo primero que se contempla en el protocolo es que se haga un reporte al ECU 911, esta institución lleva a la persona encontrada hasta el hospital para que se le haga una valoración médica. Después de esto la persona puede ir al albergue a pernoctar. Al día siguiente se informa al MIES para que tome procedimiento”, indicó la gerente.
Al momento cinco personas están en el albergue, tres de ellas tienen hospedaje permanente por su condición.

Ayuda social. El albergue para indigentes tiene una capacidad para recibir hasta 12 personas. Este espacio brinda atención de alojamiento temporal a partir de las 18:00 hasta 09:00.
Olivo indicó que en este espacio de servicio social se separa a hombres y mujeres para ·evitar inconvenientes”. Una sola persona trabaja en el albergue, se dedica al mantenimiento y al aseo del mismo.
Cada persona tiene su cama y el lugar cuenta con servicios higiénicos y duchas de agua caliente.
“Han habido casos extremos en donde los indigentes no tienen familia. En ese sentido se ha coordinado para que la noche puedan pernoctar en el albergue y en la mañana se alimenten en el Centro de Adulto Mayor que tenemos en convenio con el MIES y lo ejecutamos a través del Patronato”, agregó Roció Olivo.

Denuncia. Carlos de Jesús, afroecuatoriano de 80 años de edad, denunció maltrato en el albergue para indigentes del Patronato.
“Entré al albergue y allí me quedé durante cuatro días. Allí dentro me robaron algunas pertenencias y no me quisieron devolver. En vez de ayudarme, me mandaron sacando del albergue”, manifestó el ciudadano quien ahora estaría durmiendo en las calles.
Por su parte, la gerente del Patronato, desmintió este hecho indicando que el ciudadano antes mencionado tenía una actitud grosera y que la situación del robo no era cierta. “Nadie le ha mandado sacando, él opto por irse”, enfatizó Olivo.
El ciudadano habría ido hasta las oficinas del Patronato Municipal a insultar a la gerente.

Testimonio. De igual forma, María Lastra, de 69 años de edad quien habita en el albergue cerca de 6 meses dijo: “Ese señor era impertinente, quería estar todo el día en el albergue y hacer cambios en el espacio. Además llegaba con aliento a licor y su vocabulario era muy fuerte. Nadie le robó nada”, dijo.
La situación de doña María es difícil. Ella tenía un predio que vendió hace algún tiempo atrás y perdió el dinero.
“Perdí mi terreno y el dinero de la venta. Muchos días dormí en la calle y me estaban faltando al respeto. Hablé con el alcalde y me dieron el ingreso al albergue. Me han ayudado mucho porque tengo un techo y ya no paso por problemas”, relató la ciudadana.

Además. El albergue de indigentes no recibe a menores de edad, en estos casos se remite la competencia a la Dinapen o al MIES directamente.
Este espacio es manejado directamente por el Patronato de Ibarra y se ubica en la calle Olmedo, entre Borrero y Mejía.