La ayuda a los animales de la calle llega en cuarentena por Covid-19

Ibarra. La emergencia sanitaria que vive el país y el mundo por la presencia de la pandemia denominada Covid-19, ha despertado el miedo, la incertidumbre y la preocupación en miles de personas. Sin embargo, también ha sacado a flote la solidaridad de muchos ciudadanos. Por ejemplo, en Ibarra hay quienes se preocupan en alimentar a los perritos callejeros.

Trabajo con voluntad
Paola Quelal es una animalista por naturaleza. La joven imbabureña ha trabajado y colaborado en un par de fundaciones que se dedican al cuidado, derechos y protección animal.
En la actualidad, es una de las personas que forman parte de un grupo de personas que, desde que se declaró la emergencia sanitaria y posteriormente el toque de queda a nivel país, se puso manos a la obra para también velar por los perros que deambulan por las calles buscando qué comer.
Utilizando los trajes de bioseguridad, con el objetivo de estar correctamente protegidos, en su labor, este grupo de personas ha recorrido varios sectores de la capital imbabureña, en especial los más alejados del centro de la urbe, buscando alimentar a los canes. Por ejemplo, han estado brindando su ayuda en varios de los barrios de la parroquia Guayaquil de Alpachaca, uno de los sectores más populosos (más de 30 000 habitantes) de la capital imbabureña. También han estado recorriendo el sector de San Antonio de Ibarra y La Dolorosa de El Priorato.
Para Paola todo esto no se podría lograr sin la colaboración de los ciudadanos, ya que son quienes los contactan para proporcionarles alimentos (croquetas) para que este grupo puedan inmediatamente alimentar a los perros callejeros.
Sin embargo, la animalista además aclaró que se dota de alimentos para las mascotas a personas que tienen uno o más perritos, pero que no tienen los recursos para comprar el producto para alimentarlos.

En estos días, varios animalitos también han recibido ayuda médica. El doctor Antonhy (i) Pernia examina a un pastor alemán.
En estos días, varios animalitos también han recibido ayuda médica. El doctor Antonhy (i) Pernia examina a un pastor alemán.

El número de perros
Paola, quien es egresada de la carrera de Gastronomía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra (PUCE-SI), explicó que debido a que se redujo el libre tránsito de personas y automotores por las calles de la urbe, se puede determinar en realidad cuántos perros callejeros existen en la ciudad. Según las cifras que maneja la Fundación Save Ecuador y que proporcionó en una entrevista anterior a Diario EL NORTE, serían alrededor de 9 000 los perros callejeros que existen en la urbe.

Activista animal
Jorge Bermejo es uno de los activistas que pertenece a la Fundación Bienestar Animal Imbabura (BAI). Él mencionó que es complicada la labor que realizan en este tipo de crisis, pero se sienten muy contentos de hacerlo. “Lo hicimos antes de la cuarentena, lo estamos haciendo ahora y lo vamos seguir haciendo después”, sentenció Jorge Bermejo.

Un grupo de nueve perros, todos flacos, disfrutan de una buena porción de croquetas.
Un grupo de nueve perros, todos flacos, disfrutan de una buena porción de croquetas.

Reacción ciudadana
“Dando gracias a Dios de lo poco que uno tiene también se ha podio cuidar y alimentar a las mascotas que se tiene. Este tipo de labor y ayuda es muy buena, ya que en realidad hay vecinos acá en la parroquia que no tienen los recursos para, en este tiempo de crisis, comprar alimentos para sus animalitos”, dijo Maribel Guerrero, habitante del barrio Azaya Centro, en la parroquia Guayaquil de Alpachaca (Oeste de la Ciudad Blanca).

Los ciudadanos que estén interesados en brindar su ayuda, pueden contactarse al número móvil: 0980609393. La Municipalidad de Ibarra aporta con la logística para recolectar los alimentos.