Avanza el mantenimiento programado de la mayor refinería de Ecuador

Quito. El gerente general de la empresa pública Petroecuador, Pablo Flores, supervisó los trabajos que se desarrollan en el tren 1 de la mayor refinería del país, la de Esmeraldas, como parte del mantenimiento programado que inició el pasado 1 de marzo.

La empresa ecuatoriana informó este domingo en un comunicado de que esta intervención permitirá recuperar la capacidad operativa mecánica original de refinación, que alcanza hasta 55.000 barriles de crudo por día, de manera segura y sin riesgos.

El proceso que tomará alrededor de 54 días, prevé reparaciones en las unidades FCC, Crudo 1, Vacío 1, Visbreaking 1, para lo cual personal de la empresa trabaja las 24 horas del día, garantizando un mantenimiento técnico oportuno, anotó.

Durante su recorrido técnico, la autoridad de la estatal petrolera, constató los primeros trabajos ejecutados para bajar la carga de crudo de la Unidad Catalítica 1, logrando un enfriamiento progresivo que hace posible la intervención en esta área.

Además, conoció detalles relacionados al desalojo de carbón acumulado en el horno TV-H1 de la Unidad No Catalítica 1, a través de la inyección de vapor a altas temperaturas (decoquizado).

En la inspección realizada, participaron representantes de la empresa Universal Oil Products (UOP)-Honeywell con quienes se cumple una coordinación técnica previa a la apertura de la unidad FCC, considerada el corazón del complejo refinador más grande del país.

Al momento, continúa la construcción de los andamios que permitirán el mantenimiento integral de los equipos y sistemas de las secciones de fraccionamiento y gascon que incluye el reemplazo de intercambiadores y módulos de aeroenfriadores.

Durante el mantenimiento de la refinería, el segundo tren de refinación continúa operando con una capacidad de procesamiento de 55.000 barriles de crudo por día, según la firma pública.

Los derivados obtenidos se suman a las importaciones adicionales de combustibles que se han programado para satisfacer la demanda interna.

De esta manera, la Petroecuador garantiza el normal abastecimiento de combustible al país, agregó al señalar que, en tanto, el petróleo que no se procese será comercializado bajo la modalidad “spot”.