Avalancha de rumores sobre Chávez

CARACAS. Las preocupaciones sobre la salud del presidente venezolano Hugo Chávez crecen como una avalancha en la medida que se prolonga su ausencia del país debido a una repentina cirugía en Cuba, a causa de una enfermedad de la cual no se tienen detalles.

Por segundo día seguido, luego de varios días sin declarar, Chávez, a través de la red social de Twitter, expresó el sábado su felicidad por la visita de su hija menor Rosinés y sus tres nietos en La Habana.

"Llegaron Rosinés y mis nietos Gaby, Manuelito y El Gallito a visitarme. Ah, qué felicidad recibir este baño de amor! Dios me los bendiga!", escribió.

Pero sus seguidores y adversarios siguen pidiendo verlo, oírlo o al menos escuchar un parte médico detallado.

Sus más cercanos colaboradores — entre los que se incluye su hermano mayor y gobernador del estado de Barinas, Adán Chávez— se han limitado a mencionar que se está recuperando.

Chávez permanece en Cuba desde comienzos de mes recuperándose de una intervención de un absceso pélvico.

La ausencia de uno de los mandatarios que más horas dedica a hablar por radio y televisión en el mundo han alimentado especulaciones sobre su salud, que van desde aquellos que señalan que su enfermedad no pasa de ser apenas un ardid publicitario, de cara a los comicios presidenciales del 2012, para volver a conectar emocionalmente al líder con el pueblo; hasta aquellas versiones compartidas por muchos en los dos bandos de este polarizado país, que hablan de que sufre un mal más o menos grave.

Algunas personas sospechan que Chávez ha sido diagnosticado con una enfermedad potencialmente mortal como el cáncer de próstata o de colon, mientras que otros afirman que sufrió una infección tras una fallida operación estética.

El vicepresidente Elías Jaua dijo el sábado en un auditorio repleto de simpatizantes del gobierno que Chávez "esta recuperándose para seguir la batalla".

Jaua condenó a los adversarios del mandatario por especular sobre su salud.