Autoridades intervinieron una especie de policía paralela llamada ‘Comunitario Delitos Flagrantes’ que funcionaba en Otavalo

policia paralelaOTAVALO. Lo que parecía una reunión de trabajo terminó en alegatos. Un grupo de personas que se encontraba en un céntrico local de Otavalo, fue sorprendido por miembros de la Dirección General de Inteligencia de la Policía Nacional que llegó desde Quito para realizar el operativo.

El objetivo era comprobar la denuncia que Diego Fuentes, viceministro del Interior, hizo sobre el funcionamiento de una agrupación llamada ‘Comunitarios Delitos Flagrantes’.

A decir de los uniformados este grupo busca convertirse en una fuerza policial reconocida por el estado.

Sin embargo, la manera de actuar haría pensar que se trataría de una supuesta forma piramidal de recaudar fondos. Según se conoció los interesados en ser parte de la agrupación debían cancelar 125 dólares, además de participar en otras actividades como rifas y reclutar nuevos interesados.

EN PROCESO

Aunque no hay nada oficial, sobre cuál es el verdadero actuar de esta organización los uniformados se llevaron evidencias como boletos, gorras, uniformes, trípticos y otras insignias relacionadas a la organización. De acuerdo a uno de los uniformados que omitió su nombre, ellos quieren ser una policía paralela lo que es ilegal y penado por la Ley. A pesar de ello, los representantes de la organización se mostraron tranquilos y trataron de justificar su actuar.

Según uno de los implicados, ellos no reciben sueldo alguno y su labor es un voluntariado completo.

De acuerdo al material publicitario ‘Comunitarios Delitos Flagrantes’, tiene como objetivo salvar víctimas y detener en delito flagrante.

Según esto, ellos se amparan en los artículos 526, 527 y 528 del Código Orgánico Integral Penal que les faculta la detención y entrega a la Policía Nacional.

Fabricio Reascos, Intendente de Policía en Imbabura, ratifica que la creación de una Policía paralela es ilegal.
“Es inconstitucional, por eso todas las autoridades del país están realizando este operativo paralelo en Ambato, Santo Domingo y Quito”.

Según el perfil de Facebook, la organización “se creó para aquellas personas que soñaron pertenecer a los bomberos, metropolitanos, filas policiales, militares, etc y por problemas de salud, estudio, edad no pudieron pertenecer a estas filas todo en pro de su propia seguridad y la seguridad ciudadana”.

‘Comunitario Delitos Flagrantes’, se define como una institución de profesionales, estudiantes, amas de casa, artesanos, expolicías con espíritu cívico. El proceso investigativo se inició ayer con la presencia de la Fiscalía sobre la presencia de la organización en la ciudad.