Autoridades intentan llegar por tierra a sitio de matanza indígena

huaoraniQuito, 5 abr (EFE).- Autoridades ecuatorianas intentan llegar por tierra a una zona selvática de la Amazonía del país, donde se presume ocurrió una matanza de indígenas en aislamiento voluntario a manos de otro grupo aborigen contrario.

Así lo informó hoy la ministra en funciones de Justicia, Carmen Simone, quien indicó en declaraciones reproducidas por el canal Ecuavisa, que se estima que la incursión por tierra al sitio demorará unos tres días.

El pasado martes, el Ministerio de Justicia informó de que inició una investigación sobre la supuesta masacre de indígenas taromenane, una comunidad en aislamiento voluntario que habita en la selva, a manos de otro grupo aborigen: huaorani.

El ataque se habría producido por una venganza, ya que a inicios de marzo pasado una pareja de líderes huaorani habían sido asesinados con lanzas, aparentemente, por indígenas taromenane que custodian sus territorios para impedir el paso de personas afines a empresas madereras.

Aunque se desconoce el número de indígenas muertos, algunos dirigentes de la etnia huaorani estiman que serían más de treinta y que dos adolescentes taromenane habrían sido capturadas.

Pedro Enqueri, dirigente Huaorani, señaló que las niñas que están en poder de la comunidad huaroani de Yarentaro han sido vacunadas contra el posible contagio de enfermedades y adoptadas por una familia de esa localidad.

Asimismo, el presidente de la Nacionalidad huaorani del Ecuador, Cawetipe Yeti, dijo que logró ingresar anoche a la comunidad de Yarentaro, donde conoció que entre las víctimas habrían niños, adolescentes, adultos y ancianos.

Según ese dirigente, los cuerpos de las víctimas se encontrarían dispersos en una zona de cien metros.

Los problemas entre los dos grupos es antiguo y, según la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), se debe, en parte, a la reducción de sus territorios a causa de la expansión de las fronteras petrolera y agrícola en la Amazonía ecuatoriana.

El presidente de la Conaie, Humberto Cholango, en un manifiesto difundido el jueves, exigió al Estado coordinar acciones con las autoridades de la nacionalidad huaorani “para tomar medidas adecuadas en la zona de conflicto y realizar una investigación seria y transparente de este lamentable hecho”.

Ello para “no desviar la atención del verdadero problema de fondo” que sufren los huaorani y otros grupos en aislamiento, por la contaminación y la presencia de la industria petrolera y maderera, del que “el Estado es parte responsable”, indicó Cholango.