Autoridades evidenciaron situación de venezolanos en Juncal

Ibarra. Personal del MIES, Ministerio de Salud, Policía Nacional, Acnur, Secretaría de Gestión de Riesgos y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, acompañaron a la gobernadora de Imbabura, Marisol Peñafiel, a un recorrido por la comunidad El Juncal, en donde se ha registrado gran afluencia de personas venezolanas, especialmente en una vivienda de propiedad de María del Carmen Carcelén.

Las autoridades, luego de conocer que en la casa de la ciudadana se alojan decenas de venezolanos, acudieron al sitio para comprobar las condiciones en las que se encuentran los foráneos.

Autoridad. Marisol Peñafiel mencionó que luego de la visita se activó la Mesa Cuatro del Comité de Operaciones de Emergencia, COE, de la provincia, que tiene como objetivo activar a las instituciones del Estado para prestar seguridad en el caso de existir movilidad humana. La autoridad aseguró que las condiciones en las que están las personas no son las adecuadas y se está trabajando de acuerdo a lo que la Ley exige. Una vez organizada la mesa de trabajo, van a tomar las decisiones.

“Hemos hecho un análisis de la situación de los núcleos familiares de quienes están ahí y en que condiciones está el alojamiento. No se han identificado otros espacios destinados como albergues, que no son más que centros temporales de tránsito”, dijo.

Ayuda. La gobernadora resaltó la solidaridad que tiene la familia que tomó la iniciativa de ayudar a las personas, sin embargo aseguró que la condición en la que se encuentran no correcta.

“Están poniendo en riesgo su propia vida, el espacio no es adecuado y la Municipalidad nos ha informado que la familia no tiene ningún permiso en el tema de utilización de suelo para residencia, albergue o algo parecido”, agregó.

Situación. Cuando Diario EL NORTE visitó el ‘albergue’, su dueña manifestó que hace ocho meses las personas llegan en busca de un techo y comida a su casa. María del Carmen mencionó que no reciben ayuda de las autoridades y que su labor la realiza con el apoyo de la comunidad y de personas de buen corazón que ayudan con comida, colchones y útiles de aseo.

Autoridades, delegados y la dueña de la vivienda (d), durante el recorrido realizado en la comunidad.
Los ciudadanos venezolanos fueron atendidos por diferentes instituciones en el Centro Cultural El Juncal.
Los venezolanos que llegan a la casa de Carmen Carcelén se alojan en todos los espacios de la vivienda, incluido el garaje.