Autoridades pendientes de que se cumplan las normas

Ibarra.- Los negocios sobre todo los destinados a la venta de bebidas de consumo moderado continúan atendiendo al público, casi de forma normal, sin embargo las autoridades de control están atentas a que se cumpla con las normas exigidas en esta “nueva normalidad”, esto es cumplir con las normas de bioseguridad.

Controles.
En esta semana fue el Cuerpo de Bomberos de Ibarra quien realizaba la verificación, sobre todo del aforo permitido en gimnasios y locales comerciales. Esto con la finalidad de salvaguardar la salud de las personas.

Pero también desde la Intendencia de Policía se efectúa controles sobretodo para verificar que se cumplan con los permisos de funcionamiento y horarios establecidos.

Es así que el COE cantonal evaluará cada semana los indicadores para la aprobación de los permisos de funcionamiento para que el resto de locales que son parte de este plan puedan reiniciar labores. Se advierte que si un centro no cumple con las disposiciones será clausurado.

Medidas en piscinas.
Las autoridades de control manifiestan que es importante mantener una distancia de seguridad interpersonal de por lo menos dos metros entre personas, conservar medidas de protección física con uso de mascarilla, higiene adecuada, tiempos limitados para el uso de las piscinas, no escupir, cubrirse la boca al toser y estornudar con un pañuelo desechable o con la parte interna del codo, son parte de las medidas que deben tomar las personas cuando vayan a hacer uso de las piscinas.

Opinión ciudadana.
“Yo considero que no se debe dar apertura a todos los locales de diversión. Es necesario que se haga por fases, primero en un plan piloto. Ya que de lo contrario se puede ir de las manos”, dijo Roberto Castañeda, ciudadano que pide más control y seguridad.