Autopsia reveló la forma en que mataron a extranjera

Ibarra. A pesar de que los familiares de la venezolana Irmalina del Valle Freitez Díaz, de 24 años de edad, ya conocieron de su fallecimiento, el cuerpo de la joven, asesinada el último lunes, continúa en la morgue del hospital San Vicente de Paúl en Ibarra.

La mujer, oriunda de Acarigua, capital del Municipio Páez, del estado Portuguesa, fue encontrada en el río Chota, cerca del puente del Juncal, luego de que fuera violentada, a aproximadamente 500 metros del sector.

Procedimiento. Luego de su deceso se habló de que el cuerpo sería trasladado hasta el Centro de Medicina Forense de Esmeraldas, sin embargo la necropsia se realizó en Ibarra y reveló que la mujer recibió seis cortes, tres de ellos en la yugular, que comprometieron su vida.

Las otras tres puñaladas fueron superficiales, además de un golpe en el ojo derecho.

Detalles. Según los primeros indicios, los sospechosos del crimen, arrojaron el cuerpo al río luego de propinarle las puñaladas, y la mujer, en su intento por continuar respirando, tragó agua que llegó hasta su estómago y pulmones.

La investigación reveló también que pasaron pocos minutos luego del crimen, y el cuerpo ya fue encontrado por los comuneros que se encontraban pescando en el sector, sin embargo ya no tenía signos vitales, porque los cuchillazos que recibió, cegaron su vida de inmediato.

Proceso. Se conoce que, hasta el momento, existen dos ciudadanos sospechosos del crimen, quienes habrían estado viviendo con la ciudadana antes de que sea asesinada.

Los miembros de la Dinased ya identificaron a los dos hombres, que hasta el momento, no han sido detenidos.

El día del crimen se conoció que la mujer residía, hasta hace pocos días, en el cantón Pimampiro, sin embargo abandonó el lugar en compañía de varios extranjeros, luego de un desalojo realizado por pedido de los moradores.