Esperan que el autocultivo de cannabis medicinal sea analizado

OTAVALO.- Para Jorge, nombre protegido, el uso de aceite y crema de cannabis le dio una nueva oportunidad de vida. Hace cuatro años tuvo un accidente de tránsito que casi le quita la vida y le dejó secuelas en su movilidad pero gracias al uso de los derivados de esta planta medicinal, hasta el momento se ha recuperado totalmente y tiene una vida activa.

Testimonio
La despenalización del cultivo de productos de cannabis no psicoactivo con fines medicinales e industriales en el país era una esperanza para Jorge. El ciudadano conoció el cannabis medicinal por medio de un terapeuta que adquirió experiencia en Canadá.

“MI brazo quedó totalmente deforme. Los dedos suspendidos y los músculos atrofiados luego del accidente. Los médicos me dijeron que en 6 meses iba a poder empezar a sentir algo pero el terapeuta me aplicó crema de cannabis y mi recuperación fue en 30 días”, aseguró.

Normativa
El 21 de diciembre 2019 se despenalizó el cultivo de productos de cannabis en Ecuador con un contenido inferior al 1% de THC (tetrahidrocannabidol), principal componente psicoactivo de la planta.

El 21 de julio entraron en vigencia las 127 reformas al Código Orgánico Integral Penal. Desde esta fecha, hay 120 días de plazo para que el Ministerio de Agricultura, MAG, expida el reglamento que norme esta ley.

La regulación no permitirá el autocultivo, “como Ministerio no podremos llevar el control de casa en casa a quien quiera sacar5 licencia para sembrar” dijo Andrés Luque, subsecretario de producción agrícola del MAG en un conversatorio virtual organizado por Expoflores en mayo pasado.

A la espera
Al igual que Jorge, cientos de familias ecuatorianas con el apoyo de la Defensoría Pública del Ecuador, en todo el país están organizadas en un frente común por el uso medicinal del cannabis como alternativa farmacéutica, medicinal y terapéutica para ‘personas con epilepsias refractarias, artritis reumatoide, insomnio oncológico, Parkinson, enfermedades catastróficas y dolores crónicos, así como en terapias para disminuir los dolores metastásicos y estrés generado en casos de discapacidades o parálisis cerebral’.

En la página web de la Defensoría Pública también se puede obtener mayor información sobre la Agrupación Nacional de Familias pro cannabis medicinal en el Ecuador.

Otras experiencias
A Valentina, perra pitbull que acompaña a Jorge por varios años, el aceite de cannabis también le salvó la vida. Ella fue envenenada en enero de este año junto a otra can de nombre Juanita quien no pudo soportar el daño provocado por el veneno.

Valentina fue atendida en una clínica veterinaria de la ciudad de Otavalo y sobrevivió a tres paros cardíacos pero el veneno le dejó secuelas en su organismo. “Los ojos sufrieron desviación y no lograba controlar sus esfínteres, no lograba controlar sus micciones”.

La can recibió tratamiento con medicina de cannabis y ahora se encuentra en perfectas condiciones junto a su dueño.