Australia del Sur permite ya adoptar a las parejas homosexuales

parejasokLa región de Australia del Sur ya permite a las parejas homosexuales acceder a las adopciones de niños algo que hasta el momento tenían vetado en base a los prejuicios que han existido en contra de la creación de familias homoparentales, informó el sitio segundoenfoque.com

La ley aprobada en Australia del Sur para permitir que las parejas homosexuales puedan adoptar niños de forma conjunta entro en vigencia sin tener que recurrir a estrategias de adopción individuales, con la vulnerabilidad que ello conlleva para uno de los progenitores.

Además, se espera evitar la homofobia que hasta el momento existía en dicho ámbito en la región australiana.

La medida entró en vigor a finales de este mes después de que el Parlamento y el Senado de Australia del Sur respaldaran un proyecto de ley que permite las adopciones en el marco de una familia homoparental a finales del pasado año 2016.

La entrada en vigencia de la normativa legal supone un recordatorio para el resto del país con respecto a la necesidad de legislar para ampliar a las parejas homosexuales los mismos derechos con los que en la actualidad ya cuentan las parejas heterosexuales.

Este recordatorio es necesario en el contexto que vive la comunidad LGTB en Australia quienes se encuentran presionando intensamente al gobierno del primer ministro Malcolm Turnbull para que deje atrás su negativa a legislar en el Parlamento y con ello enmendar la Ley de Matrimonio del país oceánico. Las correcciones a esta ley podrían convertirla en una norma inclusiva a las parejas homosexuales.

El primer ministro australiano expresó en diversas ocasiones que solo permitirá el matrimonio entre personas del mismo sexo si tales uniones son aprobadas por la ciudadanía en un referéndum popular que aunque lleva mucho tiempo diciéndolo sigue sin ser convocado.

Además de la falta de convocatoria del referéndum prometido, las organizaciones LGTB llevan años quejándose de tener dicha posibilidad por lo que recordaron que los derechos de una minoría de la población no pueden ser ignorados porque la mayoría así lo decida en un referéndum.

Asimismo, defendieron que corresponde al Parlamento legislar de inmediato para que todos los ciudadanos sean iguales ante la ley y ante el derecho a contraer matrimonio.