Aún está pendiente incentivo ofrecido a los jubilados

Ibarra. La Asamblea Nacional rechazó el veto del Ejecutivo y por unanimidad decidió que se cancelaran los incentivos a los docentes que se jubilaron entre 2008 y 2010.

Según los cálculos de la comisión legislativa, se deben destinar más de 177 millones de dólares. Sin embargo, a pesar de la crisis económica que atraviesa el país, Juan Yépez, presidente de la Asociación de Educadores Jubilados de Otavalo, dijo que se planteó una propuesta a través de un proyecto de pago para que se cancele el 50% directamente y el 50% mensual.

Explicó que a los de 2008 les tocaría recibir cerca de 20 mil dólares, quienes se jubilaron en 2009, $24 mil y los de 2010, 26 mil dólares.

Yépez fue docente y rector del colegio San Pablo y en dos ocasiones asumió la dirección de educación.

Se jubiló en 2009 y le tocaría recibir el pago inmediato de 11 mil dólares y los 13 mil recibiría mensualmente durante seis meses, “estamos dando facilidad al Gobierno para que se nos pueda cancelar”, dijo Yépez.

El exmaestro tiene 77 años de edad, recibió 12 mil dólares como incentivo, pero le correspondía recibir desde un principio un total de USD 30 mil. Mencionó que son más de 500 docentes jubilados en Imbabura de 2008, 2009 y 2010 que están afectados por el incumplimiento de pagos, pero en el país son 7 874, de ellos, han fallecido cerca de 600.

Yépez señaló también que de su asociación de educadores ya han fallecido aproximadamente 10 personas, de 70 docentes.

Así como el exeducador de la provincia, muchos esperan aún el dinero de jubilación luego de cumplir con sus servicios en las diferentes unidades educativas. Ya han pasado 10 años y Yépez tiene la esperanza de que algún recibirá el dinero de jubilación, una deuda que el Gobierno tiene con más de 7 000 maestros en Ecuador.