Aumento permanente de contagios hace temer una segunda ola de covid en Quito

El aumento permanente de contagios en Quito, la capital ecuatoriana, hace temer una segunda ola de la covid-19, indicó este miércoles a Efe la secretaria de Salud del Ayuntamiento, Ximena Abarca.

“Estamos graficando cuál es el comportamiento y estamos viendo que es constante, permanente el incremento del número de casos, entonces como que se va perfilando ya una segunda ola”, comentó al recordar que la primera ocurrió a mediados de junio pasado y el descenso se reportó en agosto.

Anotó que en la cuarta semana epidemiológica “se duplicaron” los casos con relación a la tercera, alcanzando los 4.008 y, además, aumentó el porcentaje de positividad, y se ha reportado un exceso de decesos en promedio, que está ahora en 336.

Otro indicador de la compleja situación es que al momento hay 82 pacientes en lista de espera para una cama en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Para hablar de una “cresta de la ola” faltarían unas dos semanas a fin de ver “si se estaciona o si sigue aumentando”, señaló al recalcar que al momento “semana a semana va aumentando” el número de casos.

QUITO, A LA CABEZA DEL CRECIMIENTO

Ecuador comenzó el año con 213.378 casos acumulados (1 de enero) por la covid-19, pero este martes reportó 251.279, según se desprendió de las 888.963 muestras para PCR tomadas en un país con más de 17 millones de habitantes.

El primer día del año, el cantón Quito, uno de los ocho de la provincia andina de Pichincha, reportó 69.799 casos, muy por encima de siete restantes que, en conjunto acumularon 5.887, para un total provincial de 75.686.

Exactamente un mes después, Pichincha reportó 87.678 casos, de los cuales 80.940 correspondieron al cantón Quito.

El más reciente reporte del Ministerio de Salud Pública, dio cuenta el martes de 133 nuevos casos en Quito respecto al lunes.

“Si uno ve el continuo del gráfico (epidemiológico), ya se va viendo cómo, poco a poco, desde la última semana de diciembre van aumentando los casos sucesivamente, y ya se va perfilando la segunda ola”, comentó Abarca.

Atribuyó el alza en los casos a las festividades de diciembre y a que la ciudadanía se ha relajado tras el fin del estado de excepción, medida que el Gobierno no puede volver a adoptar por impedimento constitucional.