AUMENTAN LOS MUERTOS

Colombia.- Fue una avalancha de lodo, agua y rocas, que sorprendió a los habitantes de Mocoa, en el sur de Colombia, en la medianoche del viernes.

Reporte.- Según  BBCMundo, reporta que el más reciente reporte del ejército colombiano, hay al menos 254 muertos, 400 heridos y 200 desaparecidos en ese municipio del departamento de Putumayo, donde viven cerca de 45.000 personas. Aunque en la mañana del domingo la Cruz Roja Colombiana revisó a la baja el número de fallecidos. “La cifra oficial es de 200 (muertos). Ese es el reporte oficial que nos entregan en el terreno”, le confirmó por Twitter a BBC Mundo. Por lo pronto, el gobierno colombiano ya declaró a la zona bajo estado de calamidad. Policías, militares, bomberos y personal de emergencias se encargan de las labores de rescate.
Y estas no se interrumpieron ni durante la noche del sábado, con los organismos de socorro empleando drones equipados con cámaras térmicas en la búsqueda de personas con vida debajo del lodo, rocas y desechos que cubren varios barrios de la capital de Putumayo.

 Esperanza.-  Entre los rescatistas todavía hay esperanza. “Estamos concentrando todos los esfuerzos en rescatar a personas con vida en las primeras 72 horas; todos los organismos de socorro trabajamos coordinados para acelerar al máximo el proceso de búsqueda”, dijo el director de Defensa Civil, general Miguel Ernesto Pérez, según declaraciones recogidas por la revista Semana. “Dicen que fueron tres ríos que se desbordaron, pero (fue) como si el mar hubiera pasado por el barrio”, le dijo al diario colombiano El Espectador uno de los testigos de la tragedia, Octavio Hernández.