Aucas cayó ante Macará en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda

Un partido con mucho roce protagonizaron Aucas y Macará de Ambato en Chillogallo. La diferencia estuvo es los pequeños detalles, en los desniveles que inclinaron la balanza a favor de la visita.

De entrada, el equipo de Paúl Vélez se quedó sin la conducción de Carlos Feraud. El enganche no pudo continuar por lesión y la dinámica en la mitad de la cancha se complicó en gran medida.

Antes del descanso, un tiro penalti hizo justicia a favor de los ambateños. Leonel Quiñónez no falló en la pena máxima y facturó un tanto clave para forzar a la desesperación hasta el final del juego a Aucas.

Lo dicho, el complemento fue una reiteración de búsquedas violentas y desesperadas del equipo de Soler. Las buenas formas encontradas en distintos pasajes de la temporada, hoy aparecen en peligro de extinción.

El final del partido tuvo a Macará reaccionando con mucho pragmatismo ante sus necesidades. Juan Manuel Tévez se convirtió en el catalizador de juego, en la referencia permanente para sostener la ventaja.

Buena victoria de Macará que, aunque parece muy retrasado en sus objetivos, demuestra que tiene con qué dar pelea y arriesgarse en la Segunda Etapa del torneo.