Atónitos por caso de ex secuestrado

BOGOTÁ. Diez días después de la detención del exdiputado Sigifredo López por supuestamente urdir su secuestro y el de once compañeros que murieron después a manos de las FARC, Colombia sigue atónita por lo que considera uno de los capítulos más insólitos del conflicto que vive este país.

Detenido. López  fue detenido el 16 de mayo acusado de participar en 2002 en su propio secuestro y el de sus compañeros en la Asamblea de Cali.
López, de 49 años, pasó siete años secuestrado, hasta que fue liberado en 2009 y contó que sobrevivió a la matanza porque  los guerrilleros le habían trasladado a otro lugar.  
Encarcelado e investigado ahora, este abogado especializado en Criminología es hoy el centro de un gran debate en Colombia porque nadie sabe por quien tomar partido, si por él o por la Justicia.
La Fiscalía ordenó su detención con una prueba que considera “contundente”: un vídeo en el que una persona que apenas se le ve el perfíl unos segundos detalla sobre un plano  los accesos a la Asamblea.  Dice que la voz y fisonomía son de López.
La defensa del exsecuestrado consideró “muy débiles” las pruebas y pidió la colaboración del FBI.
Uno de los guerrilleros que dirigió el secuestro y después se desmovilizó aseguró el viernes ante un fiscal  que el hombre que aparece en el vídeo no es López sino un guerrillero ya fallecido.