Atletas apoyaron una noble causa

dep-2Se llevó a cabo la segunda edición de la carrera solidaria ‘‘Cristo de la Calle 5k’’. La jornada deportiva congregó aproximadamente 900 personas amantes a esta disciplina, quienes además de mostrar sus talento contribuyeron con un granito de arena a esta iniciativa de ayuda social.

Francisco Santacruz, presidente de la Fundación Cristo de la Calle, agradeció a todas las personas e instituciones que de una u otra manera se sumaron a la organización de este evento. A la Universidad Católica de Ibarra, Federación de Imbabura, Policía Nacional y a personalidades del cantón, como Carla Proaño, Juan Manuel Mantilla, María José Villacís y Andrea Cevallos. Santacruz dijo que hubo en la inscripción cerca de 900 participantes.

‘‘Muchas presonas contribuyeron económicamente pero no asistieron a la carrera, mientras que otros dieron mayor realce con su presencia’’, expresó. Se observó a niños, jóvenes y adultos apoyando esta actividad solidaria que directamente beneficia a la Fundación Cristo de la Calle, la cual brinda atención a cerca de 200 niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

PARTICIPANTES

Alex Yumbo, de 18 años, alcanzó el segundo lugar en la categoría abierta.

Él dijo que la distancia que recorrió fue muy rápida. ‘‘Esta actividad fue muy buena porque hacer deporte es vital para la salud’’, expresó el joven deportista. El ibarreño William Cabrera, alegre, manifestó que el deporte es la contribución para que todos los niños y jóvenes sigan un buen camino. Felicitó a los organizadores de la competencia 5k. Él pidió que se continúe organizando cada año esta carrera. Camila Beltrán, de 10 años, muy contenta, manifestó que se divirtió mucho en esta competencia. Dijo que es la primera vez que participa en este tipo de eventos. Ella estuvo acompañada de sus padres.

Miryam Tafur, participó el anterior año en esta carerra. ‘‘Apoyé esta noble causa para los niños de la Fundación. Es bonito participar en este tipo de eventos que además de contribuir de manera solidaria también aporta a la salud y bienestar del ser humano’’, expresó. El profesor Carlos Montufar estuvo presente en esta actividad con un grupo de estudiantes de la Universidad de Otavalo. Él espera que se siga impulsando esta carrera con fin humanitario.

Los participantes recibieron premios:

Leidy Suárez, fue una de las ganadoras de la carrera atlética. La joven otavaleña,  es una de las integrantes del club Gonzalo Vega, el cual se caracteriza por ayudar a las personas que más lo necesitan.

‘‘No pensé que el atletismo era tan bonito’’, son las palabras de Leidy Suárez luego de haber representado a su cantón, pero esta vez en una carrera solidaria.

Niños y jóvenes de la Fundación también participaron en esta actividad depotiva. Voluntarios de Alemania apoyaron esta iniciativa solidaria y también demostraron sus habilidades.

Otro de los ganadores de esta competencia solidaria fue Rodrigo Collahuazo, de Atuntaqui. Él demostró que para las cosas que se quieren cumplir no hay barreras. Muchos participantes estuvieron acompañados de sus familiares.