Ataque y resistencia otro delito recurrente

Ibarra. Agentes de control municipal, policías nacionales, personal de la aduana y agentes civiles de tránsito en cada una de sus actividades han sido agredidos por ciudadanos que quieren no acatar la ley.

Aunque no todos han sido sancionados, algunos de los agresores han llegado hasta la etapa de juzgamiento.

Agentes de control. En días anteriores EL NORTE dio a conocer la inconformidad de dos comerciantes informales que dijeron fueron agredidos y que inclusive su mercadería habría sido decomisada por los agentes de control y que nunca les devolvieron.

Sin embargo, al día siguiente varios agentes de control Municipal, mencionan que ellos en ningún momento agredieron al comerciante y que al contrario dijeron fueron ellos víctimas de agresiones por parte de ciudadanos.

Según se informó desde la instancia municipal uno de los agentes de control fue golpeado por un ciudadano, produciéndole tres días de incapacidad.

Se conoció además que el agente de control ya habría puesto la denuncia en contra del comerciante informal por agresión.

Según el COIP. Artículo 283.- Ataque o resistencia.- La persona que ataque o se resista con violencias o amenazas a los empleados públicos, a los depositarios o agentes de la fuerza pública, a los comisionados para la percepción de los impuestos y contribuciones, a los ejecutores de los decretos y fallos judiciales, a los guardas de Las aduanas y oficinas de recaudación y a los agentes de policía, cuando obran en ejecución de las leyes, o de las órdenes o reglamentos de la autoridad pública, serán sancionadas con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

También estipula el mismo código. Si la conducta prevista en el inciso anterior ha sido cometida por muchas

personas y a consecuencia de un concierto previo, serán sancionadas con pena privativa de libertad de uno

a tres años. En los casos de los incisos anteriores, si las personas, además, están armadas, serán sancionadas con pena privativa de libertad de tres a cinco años.

Sucedió en Tulcán. Hace pocos meses un grupo de presuntos contrabandistas agredió a agentes del Ser-vicio Nacional de Aduana en una zona fronteriza de la provincia de Carchi. Tres funcionarios resultaron heridos y tres vehículos del Estado quedaron destruidos.

Antes de la riña, los vigilantes aduaneros habían detenido un camión en el que se transportaba una carga de granadillas proveniente de Colombia.

A través de videos se observó que los agresores utilizaron picos para detruir los automotores de la Aduana. Incluso uno de los carros fue lanzado a un barranco.

A agentes de tránsito. En Ibarra se han dado varias agresiones en contra de agentes civiles de tránsito. En uno de los casos registrados en esta ciudad dos agentes civiles de tránsito fueron agredidos con puños y palos por un grupo de supuestos conductores de taxis informales.

El hecho se produjo cerca al Mercado Mayorista de Iba-rra, provincia de Imbabura, en el norte de Ecuador.

Desde Movidelnor se informó que los dos uniformados que se movilizaban en motocicletas fueron sorprendidos por un grupo de personas que iban en tres vehículos particulares.

Supuestamente se cruzaron en la vía mientras los vigilantes patrullaban por la avenida Jaime Roldós, en el norte de la urbe.

A través de las redes sociales se difundió un vídeo en el que se observa uno de las motos tirada en el piso, mientras un grupo de personas lleva a empujones al agente. Una persona fue procesada.