Aspirantes a Bombero ganan proceso judicial y deben incorporarse

Tulcán. “No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista”. El popular proverbio sintetiza, la situación de 20 aspirantes a bomberos en Tulcán.

Luz al fondo del túnel. Tras dos años de estar esperando su vinculación oficial a la institución roja, la tarde y noche del lunes último el problema se resolvió. Una acción de protección interpuesta por ellos, les permite vincularse oficialmente al comando a partir de enero de 2020.

“Gracias a Dios la sentencia salió a favor nuestro. Estamos prestos y preparados para trabajar”, comentó Alexander Gordón, uno de los nuevos bomberos del cantón.

Problema. Todo inició en 2017, cuando el grupo jóvenes realizaron el curso en la escuela de bomberos de Ibarra.

En aquel entonces los aspirantes superaron todas las exigencias tanto físicas, académicas y psicológicas. Se graduaron con todos los honores, pero al momento de incorporarse al comando no pudieron. La falta de presupuesto y de plazas de trabajo fue el primer obstáculo que debieron afrontar los 20 aspirantes.

De la municipalidad. Cristian Benavides, alcalde de Tulcán, reconoció que no existía puestos para ellos, sin embargo en la administración anterior y el comandante de aquel entonces Marcelo Luna, eran los responsables por tal situación.

“Nosotros acogeremos las sentencia. Se nos va a presentar un déficit que nos obligará a realizar una reforma”, explicó el mandatario.

Acciones. A decir de Benavides, el excomandante Luna, “tendrá que pagarle a la justicia todo el daño que le ha hecho al Cuerpo de Bomberos”, la afirmación se justifica, en la autorización que hizo para contratar al nuevo personal, sin tener el presupuesto y plazas de trabajo definidas.

De la institución. En la institución, laboran 70 uniformados y siete funcionarios administrativos. El presupuesto anual es de un millón de dólares.