Asociaciones textiles piden que se desaloje el canchón

OTAVALO.- Representantes de diez de las doce asociaciones que trabajan en el mercado Copacabana se reunieron ayer para analizar el problema causado por los comerciantes que están ocupando el canchón aledaño a este centro de expendio.

En la asamblea se decidió exigir a la municipalidad el desalojo de este espacio y la reubicación de este grupo de comerciantes en la Liga Deportiva Cantonal, espacio destinado por el cabildo otavaleño para estos comerciantes.

Organizaciones
En el mercado Copacabana existen 12 asociaciones, diez son de productores textiles, una de venta de comidas y otra de frutas y verduras. De las primeras, la asociación 30 de junio es la más grande. 290 productores textiles son parte de esta organización.

En total, entre las diez asociaciones son aproximadamente 1.500 comerciantes y productores los que trabajan en la feria que se realiza los días miércoles y sábados.

Este grupo de ciudadanos, no está de acuerdo con la organización de una nueva feria en el canchón del Copacabana, espacio en donde aproximadamente 400 personas, que no tienen puesto, ocupan el sitio sin autorización de la municipalidad.

La exigencia
“Durante toda la semana hemos tenido reuniones con representantes de diferentes departamentos del municipio de Otavalo pero no hemos llegado a ningún acuerdo porque lo que nosotros pedimos es desalojo total del canchón”, explicó Ana Maigua, presidenta de la asociación 30 de junio.

El espacio del canchón estaba destinado únicamente para un grupo de vendedores que tiene puesto en el Copacabana pero que, para cumplir con el distanciamiento social obligatorio, fueron ubicados provisionalmente en este sitio.

“Nosotros pedimos que se habilite esa calle porque en ciertos sectores del mercado era imposible cumplir el distanciamiento, pero hemos visto que esa calle ha sido invadida por personas informales. Tenemos un mercado saturado y no está bien que se realice otra feria en el canchón”, señaló Maigua.

Comercio
“Nosotros no estamos en contra del trabajo, ellos tienen derecho a realizar su actividad, más aún en esta situación que estamos atravesando, todos necesitamos un medio de subsistencia, pero si el municipio les está destinando un sitio para que laboren en la Liga cantonal, deben respetar y no hacer problema invadiendo el canchón.

Por la acción de estas personas nos quedamos sin parqueadero y se forma un caos vehicular. El municipio debe poner orden en este tema”, dijo Gladys Yacelga, representante de la Asociación Mayoristas de Otavalo.